*


destacada

Endulzantes y edulcorantes: ¿Buenos o malos?

Más del 90% de escolares y universitarios consumen endulzantes, y hasta un 98% de las mujeres embarazadas también lo incluyen en su dieta. Un especialista nos cuenta si consumirlos es bueno o malo.

Por Isa Luengo

Al entrar en vigencia la Ley de Etiquetados, el consumo de endulzantes y edulcorantes aumentó en gran cantidad.

Gran parte de los nutricionistas considera que aún faltan estudios para determinar el real impacto de estos endulzantes. Sin embargo, el 2016 la Organización Panamericana de la Salud (OPS) incluyó por primera vez a los edulcorantes en el listado de nutrientes críticos, que son aquellos productos alimentarios sobre los cuales recomienda mantener especial vigilancia, como el sodio, el azúcar y las grasas saturadas.

Imagen: La Cuarta

Imagen: La Cuarta

Para comprender mejor qué es lo que estamos consumiendo y si realmente es bueno o malo, hablamos con el Presidente del Colegio de Nutricionistas de Chile e investigador de la Universidad San Sebastián, Samuel Durán.

¿Qué dice el especialista?

Es importante entender que “los edulcorantes no aportan vitaminas, ni macronutrientes, ni minerales, no aportan nada, solo dan sabor. Endulzan sin aportar calorías. Y si bien se debe vigilar los índices de consumo, no se trata de ‘satanizar’ los alimentos”.

Como investigador, Samuel Durán, ha realizado diversos estudios sobre características y uso de edulcorantes en nuestro país, detectando cifras como que más del 90% de escolares y universitarios consumen endulzantes, y hasta un 98% de las mujeres embarazadas también lo incluyen en su dieta.

Imagen: La Hora

Imagen: La Hora

Con respecto a los menores de 2 años, el especialista es enfático en señalar que “un niño menor de dos años no debería tener en su alimentación ni azúcar ni edulcorantes” y agrega que “como profesionales hemos escuchado que muchas mamás a las mamaderas en vez de agregarle azúcar le agregan estevia y eso no debe ocurrir, no se debe agregar ninguna. Tenemos que acostumbrar a los niños al menor sabor dulce posible”.

Preocupación por aumento en la dieta

Ante la preocupación del Minsal por el aumento en el uso de endulzantes para reemplazar el azúcar, debido a la implementación de la Ley de Etiquetado, Durán explica que “todos los edulcorantes que hoy se consumen en Chile, están aprobados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y son los que se conocen como aspartame, acesulfamo de potasio, ciclamato, estevia y sucralosa”. 

Imagen: Gentileza Pixabay

Imagen: Gentileza Pixabay

En la misma línea, el investigador detalla que “del aspartamo, que es el que tiene más mala fama, se sabe que afecta a las personas que padecen fenilcetonuria. Y  hay muchos estudios que dicen que afectan la microbiota, pero son estudios muy controversiales. Hay que tener cuidado al interpretarlos porque trabajan con dosis no reales, como si alguien se tomara 25 latas de bebidas”.

Ingesta diaria de edulcorante

Cada edulcorante tiene una Ingesta Diaria Aceptable (IDA) específica, que es la cantidad máxima que se puede consumir diariamente por kilo de peso corporal sin que represente un riesgo para la salud del consumidor. Entre los que se comercializan en Chile, están:

Acesulfamo: 9 mg. por kilo de peso corporal

Aspartamo: Hasta 40 mg. por kilo

Ciclamato: 7 mg. por kilo

Imagen: Gentileza Pixabay

Imagen: Gentileza Pixabay

Estevia: 4 mg. por kilo

Sacarina: 5 mg. por kilo

Sucralosa: 15 mg. por kilo

Taumatina: No se especifica un nivel máximo recomendado

¿Qué es lo que consumimos?

Edulcorantes naturales o endulzantes

Sucralosa: se obtiene procesando la caña de azúcar  y debido a su composición química no deja sabor metálico y se usar preferentemente en preparaciones de pastelería.

Dextrosa: edulcorante derivado de la fructosa, tiene menor poder endulzante que otros, y suele combinarse con otros endulzantes.

Estevia: es el edulcorante natural con mejor reputación. Se le atribuyen muchas propiedades y no tiene contraindicaciones en dosis adecuadas.

Imagen: Gentileza Pixabay

Imagen: Gentileza Pixabay

Taumatina: es el edulcorante natural más poderoso conocido y es una proteína que se obtiene a partir del fruto del Katemfe de África Occidental Thaumatococcus daniellii, conocida como la “fruta del milagro”. Es  2500 veces más que el azúcar. Se utiliza en Japón desde 1979, está autorizada como edulcorante en la Unión Europea, en Inglaterra está autorizada para endulzar medicinas y en EEUU para el chicle y en Australia como agente aromatizante.

Edulcorantes artificiales o sintéticos

Acesulfamo: El acesulfamo potásico, conocido también con el nombre de acesulfamo K. Es 200 veces más dulce que el azúcar, se ha usado en productos tales como dulces, productos de panificación, postres congelados, bebidas, mezclas para preparar postres y edulcorantes de mesa en los Estados Unidos desde 1988.

Aspartame: es uno de los más cuestionados por sus efectos secundarios y ser catalogado como un edulcorante cancerígeno. Sin embargo, está aprobado por la FDA y es uno de los más utilizados en productos cero calorías (postres, yogures, bebidas, etc.). No es apto para cocinar.

Imagen: Gentileza Free Pik

Imagen: Gentileza Free Pik

Ciclamato de sodio: es otro producto acusado de ser cancerígeno. Está prohibido en muchos países, pero existen marcas que siguen utilizándolo en los lugares permitidos como Chile, porque no aporta calorías.

Sacarina: también ha sido señalada como un edulcorante cancerígeno, por eso fue prohibida en algunos países, como Estados Unidos y Canadá.

¿Quieres dejar el azúcar? Descubre cómo hacerlo y los beneficios para tu cuerpo – Biut.cl

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.