*


1

Perder dientes por estrés: el dramático hecho que afectó a Demi Moore

La actriz confesó que había perdido dos piezas dentales delanteras debido a un cuadro de angustia y ansiedad. ¿Podría pasarte a ti? Acá te contamos.

Por Soledad Reyes

Se lo toma con humor. Sin embargo, lo que le ocurrió a Demi Moore podría tildarse de dramático: la actriz confesó que le faltan dos piezas dentales a su sonrisa.

La estrella mostró, en el programa de Jimmy Fallon, una instantánea donde puede verse así, sin dos de sus dientes delanteros.

“Me encantaría decir que (los perdí) patinando o algo así de genial, pero creo que pasó por algo que es importante que comparta, porque creo que es uno de los mayores asesinos de Estados Unidos, después de los infartos, el estrés”, dijo Demi.

dientes

Esta es la imagen que Demi compartió en el programa.

¿Puede pasarte a ti?

Lejos de lo que podemos pensar, la situación de Demi no es tan curiosa. De hecho, podría sucederle a cualquiera.

Según un estudio del Consejo General de Odontólogos y Estomatólogos de España, el estrés puede provocar la caída o ruptura de nuestros dientes en consecuencia a varios factores. “Uno el bruxismo, que es cuando debido a la tensión y estrés de nuestro cuerpo apretamos la mandíbula haciendo rechinar los dientes. Esto ocurre a muchas personas mientras duermen, pero también cuando estamos despiertos”, señalan.

Otra causa es la saliva. En el sitio Quo.es indican que una investigación de un grupo de científicos norteamericanos realizado en 1.400 voluntarios demostró que “el estrés, a largo plazo, altera la composición de la saliva, la que a su vez desempeña un papel protagonista en la aparición de caries u otras patologías de la boca como parodontosis y otras afecciones de nuestras encías”.

Por lo tanto, todos aquellos que están pasando por un cuadro ansioso o de angustia deberían poner aún más ojo a su higiene bucal. Sólo así podrían evitar cualquier tipo de pérdida en su dentadura.

Bruxismo: el silencioso mal que afecta a tu sonrisa – Biut.cl

Sin darte cuenta, un mal silencioso y con consecuencias dramáticas podría estar afectando a tu sonrisa. El bruxismo es un hábito nocivo e involuntario de apriete y rechinamiento de los dientes, que puede ocurrir tanto en la noche como en el día, y se acentúa durante nuestros momentos de descanso o sueño.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.