*


dest

Depresión vs tristeza: Seis claves para saber diferenciarlas

Existen algunas diferencias importantes para entender cuándo una persona pasa por una depresión o solo es un mal momento. Acá una especialista nos explica los detalles.

Por Isa Luengo

Todas hemos acarreado más de alguna vez una verdadera nube negra sobre nuestras cabezas, haciendo que todo nos salga mal y haciéndonos sentir realmente fatal.

Sin embargo, tener una sensación de desgano y tristeza por algunos periodos, no significa que estemos sufriendo de depresión, como muchas pueden pensar.

“La depresión es una enfermedad psicológica que se caracteriza porque la persona presenta un estado de ánimo profundamente bajo o de angustia, este estado es crónico, debe mantenerse al menos seis meses”, explica la psicóloga de Clínica Tabancura, Siomara Chahuán.

Imagen de Kate Mangostar para Free Pik.

Imagen de Kate Mangostar para Free Pik.

¿Cómo diferenciarlas?

Inquietud e irritabilidad 

Según explica la psicóloga, la persona deprimida está más sensible que la población normal, por lo que podría estar más preocupada de las nimiedades que se presentan día a día. Pero, “dependerá de la gravedad del cuadro, ya que la disminución del interés, de la capacidad de sentir placer y de la concentración, entre otros, podría generar en la persona deprimida una mayor desconexión de su rutina diaria”, afirma.

Llanto excesivo

Muchas confundimos la tristeza con la depresión, pero Siomara explica que la principal diferencia entre éstas es que en ésta última ya se ha configurado una enfermedad. “La tristeza permanece por medio de síntomas, y la vida misma de la persona gira en torno a estos aspectos. Para saber si estamos ante una depresión o tristeza, lo principal es saber cuánto tiempo ha permanecido el estado de ánimo bajo, qué actividades realiza la persona y cuáles son sus pensamientos” dice la especialista.

Imagen de Kate Mangostar para Free Pik.

Imagen de Kate Mangostar para Free Pik.

Pérdida de interés

La persona que padece depresión ya no se interesa por lo que antes sí. “Se trata de un estado de ánimo desesperanzador, acompañado por una marcada pérdida de interés y de la capacidad de disfrutar y experimentar placer en casi todas las actividades de la vida”, dice Siomara y explica que las personas comienzan a postergar sus deberes, a no asistir a reuniones sociales, dejan de arreglarse, las mujeres de maquillarse, etc.

Fatiga y poca energía

La depresión provoca un cansancio constante, lo que se podría traducir en sentimientos de inutilidad o culpa, indecisión, pensamientos de muerte, ideación suicida, y síntomas físicos y fisiológicos como alteraciones del sueño, cambios significativos en el apetito y en el peso; disminución notable de la energía, cansancio y fatiga; cambios psicomotores como agitación o enlentecimiento y dificultades en la concentración.

Imagen de Dragana Gordic para Free Pik.

Imagen de Dragana Gordic para Free Pik.

Cambio de apetito

La depresión podría afectar notoriamente el apetito. La psicóloga dice que “el ánimo y la motivación están disminuidos, por lo que puede ser que presente bajo apetito, especialmente cuando hay mucha angustia; o que, por el contrario, el apetito aumente y coma más de lo normal, como un anestésico a lo que se está sintiendo”.

Indecisiones

La persona con depresión se inseguriza, le disminuye la autoestima, le afecta la autoimagen y disminuyen también los sentimientos de eficacia y eficiencia. “Está más lenta, con una imagen negativa de sí, con poca concentración y motivación para concretar”, finaliza la psicóloga.

Cómo detectar la depresión

Imagen de @bearfotos para Free Pik.

Imagen de @bearfotos para Free Pik.

-Pruebas de neuroimagen: Se pueden diferenciar con este examen. Las personas con depresión tienen un nivel de activación en varias zonas del cerebro claramente inferior a las personas sanas. Además, los niveles de serotonina son mucho más bajos en las personas con depresión, lo cual influye mucho en los procesos mentales. Una persona triste, en cambio, no experimenta cambios tan radicales ni duraderos en sus dinámicas de activación cerebral.

-Falta de iniciativa: La abulia afecta a las personas con depresión y las deja total o parcialmente incapacitadas para enfrentarse a la vida diaria, como ir a comprar, ir al trabajo o hacer algún trámite. Esta característica no la escogen por sí mismos, es causada por el deterioro del sistema nervioso e inmunológico.

Imagen de Prakasit Khuansuwan para Free Pik.

Imagen de Prakasit Khuansuwan para Free Pik.

-Terapia: La tristeza no necesita terapia, la depresión sí. Un estado de tristeza común es pasajero, es muy probable que las personas no requieran apoyo profesional si no que se focalicen en su rutina o tengan el apoyo de un familiar o amigo. La depresión es un trastorno serio que debe ser tratado por un profesional, ya que afecta significativamente la calidad de vida de la persona.

Distimia: la depresión que ataca sin que te des cuenta – Biut.cl

Se ha vuelto cada vez más común, sobre todo en las mujeres. La distimia es una forma leve de depresión que ataca sin que la persona lo perciba inmediatamente, ya que muchos llegan a pensar que sus síntomas son parte de su personalidad y no de una patología que debe ser diagnosticada.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.