*


anto portada

Antonella Ríos tras bajar 20 kilos: “me gustaría que la gente entendiera que sí se puede cambiar”

La actriz compartió en sus redes sociales el antes y después de su cambio y ahora comenta cuánto le gustaría que otros también pudieran. 'Quiero empezar a hacer charlas que hagan el click en la gente”, reveló.

Por Soledad Reyes

Hace algunos meses atrás Antonella Ríos se dio cuenta de que debía hacer un cambio. Un cambio en sus hábitos de vida y de alimentación.

“El cuerpo no me acompañaba para lo que yo quería, me cansaba más. Estaba con demasiados excesos”, revela la actriz, que en ese momento tomó conciencia e “hizo click”, como ella misma comenta.

Esa misma revelación es la que ahora la ex animadora de La Red quiere entregar al mundo. Y por eso cuenta que “estoy trabajando con un grupo que hace charlas, todavía no parto bien, pero quiero empezar a hacer charlas que hagan el click en la gente”.

¿Cómo es eso de ‘hacer click’ Antonella?

Es tomar conciencia, no porque un tercero o cuarto te dice lo que debes hacer o lo que le funcionó, sino porque uno mismo se da cuenta de que su máquina, que es su cuerpo, necesita alimentarse mejor. No se trata de dejar de comer como algunos piensan, sino de tomar conciencia de lo que uno consume.

O sea dejar de pensar en esas dietas flash y extremas…

Claro. Más que una dieta, como todos piensan, es alimentarse sano. La verdad es que es algo súper repetido y cliché, pero eso es. Y cuando lo haces consciente y te hace sentido, tomas acciones respecto a eso.

¿Y qué hiciste tú cuando tomaste esa conciencia?

Cada vez que alguien me pregunta qué hice, les digo que programé mi cabeza para alcanzar un objetivo. Así de simple. Y empecé a hacer deporte, spinning, y a darme cuenta que asesorándome bien y siendo matea iba a lograr mi objetivo, que era cambiar mi estilo de vida, cambiando desde mi cabeza hacia afuera.

Eso también te llevó a dejar algunas cosas…

Sí, por ejemplo dejé de consumir azúcar, dejé el pan, ya no tomo bebidas. Eso no quiere decir que ahora, que ya estoy en otra etapa, sí me puedo comer una hamburguesa. Pero al principio fui talibana.

¿Y el deporte?

Me pasó que le empecé a tomar el gusto al ejercicio. Eso sí, soy floja para el cardio, pero ahora estoy full con una rutina de pesas y con mi entrenador Roberto Ugarte.

Después de todo lo que has vivido, ¿qué consejo o tip le darías a la gente?

Mira, a mí antes no me cerraba la chaqueta. Y lo que me gustaría es que la gente entendiera que sí se puede cambiar. Sólo hay que estar súper claro en lo que se quiere lograr. La mujer chilena en general es súper culposa, entonces en vez de potenciarse trata de ser otra persona. Y eso está mal. Hay que pensar que sí es posible.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.