*


dest

¿Cuáles son los antibióticos con los que se puede beber un poco de alcohol?

¿No te resistes por una copa de vino? Revisa cuáles son los tipos de antibióticos con los que puedes ingerir el mínimo de alcohol.

Por Isa Luengo

A muchas nos ha pasado que tenemos una mega celebración, la cual hemos estado esperando, y justo nos enfermamos ese día y para peor nos recetan antibióticos.

Como sabemos, al ingerir ese tipo de medicamentos, no podemos beber alcohol, pero ¿Por qué  realmente no se puede? En El País, el psiquiatra Francisco Arias, del Programa de Alcohol del Hospital Doce de Octubre de Madrid señala que “interfiere en el metabolismo del antibiótico y puede alterar su eficacia”.

Imagen: Gentileza Pixabay

Imagen: Gentileza Pixabay

Sin embargo, el consumo de alcohol varía en las personas y según las circunstancias. Emilio Casariego, del Servicio de Medicina Interna del Hospital Lucus Augusti de Lugo, habla de tres supuestos en el sitio español. Primero están los bebedores habituales, “los que lo hacen al menos un día a la semana, y además toman antibióticos deben de tener muchísima moderación con el consumo”; en segundo lugar se encuentran quienes padecen  infecciones graves, “el alcohol está absolutamente contraindicado y el consumo debe ser ninguno”, explica; y finalmente está quienes padecen una infección banal la cual requiere tratamiento con antibióticos. Si en este caso la persona quiere consumir alcohol, debe aguantarse de igual manera  “para que no se modifiquen los niveles plasmáticos (en la sangre) de antibiótico”.

Imagen: Gentileza Free Pik.

Imagen: Gentileza Free Pik.

Entonces, ¿Cuándo se puede ingerir alcohol?

“En circunstancias muy especiales, de una enfermedad leve para la que se está tomando antibióticos, se puede ingerir el alcohol mínimo indispensable socialmente”, dice Francisco y agrega que “en líneas generales, puede que una caña no afecte mucho”.

Esta norma se puede hacer válida cuando los antibióticos son amoxicilina, la cual se utiliza para tratar problemas de las vías respiratorias altas e infecciones urinarias, según las palabras del especialista en el sitio español.

El otro tipo de antibiótico que se podría combinar con un mínimo de alcohol, es el ácido clavulánico. Sin embargo, hay que tener mucha precaución con respetarla cantidad de alcohol, ya que de otra forma “pueden aparecer nauseas, vómitos y diarreas porque se irrita la mucosa gastrointestinal”, explica el internista.

Estas son las combinaciones más peligrosas de medicamentos y alcohol – Biut.cl

Sabemos desde siempre que mezclar medicamentos y alcohol no es bueno. Sin embargo, muchas veces nos hacemos los locos y no terminamos como corresponden nuestros tratamientos, tomándonos inevitablemente algún trago si un evento social se nos cruza por delante.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.
Grupo Copesa