*


dest

¿Haces de todo y no logras bajar de peso? Estas siete cosas podrían ser el problema

Saltarse comidas o hacer dietas relámpagos son algunos de los motivos que podrían estar entorpeciendo tu objetivo de bajar de peso. Acá te explicamos más.

Por Biut y Agencias

Casi todos hemos querido bajar algunos kilos en algún momento y cuidamos más la alimentación, además de hacer ejercicio. Pero, ¿Por qué algunas personas, a pesar de hacer todo esto, no logran bajar de peso?

Existen algunas cosas que podrían estar influyendo en este problema aunque nos esforcemos lo suficiente. Para aclarar las dudas, Luciana Matos, nutricionista de Clínica Terré explica siete razones que podrían estar causando esto.

Imagen de nensuria para free Pik.

Imagen de nensuria para free Pik.

Saltarse comidas y no tener horarios

La idea no es comer menos veces al día, sino que en menos cantidades porque al saltarnos comidas, el organismo disminuye su metabolismo. Además, provoca más hambre en las comidas futuras y existe mayor probabilidad de atracones. Lo ideal es alimentarnos cada cuatro horas como máximo y tener 5 comidas al día promoviendo así una mayor saciedad y un metabolismo más activo.

Dietas rápidas o relámpagos que no promuevan hábitos alimenticios

Éstas pueden ser efectivas en una primera etapa, pero no es factible, ni sano mantenerlas a largo plazo. Llega un momento en que uno se estanca, deja de bajar de peso y se frustra, retoma malos hábitos y se recuperan todos los kilos bajados. Lo importante es que la alimentación sea equilibrada, variada y con la ayuda de un experto para aprender sobre hábitos saludables, porciones y alimentación sana. Así, lograr el peso deseado y mantenerlo en el tiempo.

Imagen de schantalao para Free Pik.

Imagen de schantalao para Free Pik.

Beber poca agua

El primer aliado al momento de querer alcanzar un peso saludable es una hidratación adecuada. Muchas veces cuando uno tiene sed, confunde esa sensación con hambre y termina comiendo el doble. Siempre hay que preocuparse de estar hidratado, tomando mínimo 2 litros de líquido al día, ésta puede ser en base a infusiones de hierbas, agua idealmente purificada y con cáscara de limón o piña, así estaremos hidratados de manera adecuada, sin aportarnos calorías extra. Hay que evitar hidratarnos con bebidas, jugos y zumos de frutas, ya que no son libres de calorías y podrían perjudicarnos a la hora de querer bajar unos kilos.

Limitarse solo a la dieta y no hacer ejercicio

Una alimentación saludable te permitirá bajar de peso, pero limitarnos solo a hacer dieta y llevar un ritmo de vida sedentaria no es lo ideal. Hay que moverse, subir escaleras, caminar, andar en bicicleta y combinar este tipo de ejercicio con los de resistencia y fuerza para ver prontos y mejores resultados.

Imagen de prostooleh para free Pik.

Imagen de prostooleh para free Pik.

Días Libres

Si te esforzaste durante la semana y te desordenas los fines de semana, puedes perder todo el sacrificio y trabajo realizado. Date un gusto, pero ocasional.

No dormir lo suficiente

La grelina y leptina son hormonas que regulan el hambre en nuestro cuerpo, la primera es la que nos avisa cuando necesitamos comer, y la leptina nos calma el apetito. Pero, la falta de sueño desequilibra estas hormonas, es decir, nos produce más apetito, ansiedad y atracones.

Imagen de jcomp para Free Pik.

Imagen de jcomp para Free Pik.

Estrés

Cuanto uno está estresado aumentan los niveles de Cortisol, esto contribuye al almacenamiento de grasa y pérdida de masa muscular.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.