*


cáncer

El crudo relato de una madre diagnosticada por segunda vez de cáncer de mama: “Mi hija es quien me da fuerza”

Mujer cuenta cómo logró hacer entender a su pequeña hija de la enfermedad que sufría, y qué se siente pasar por un cáncer nuevamente.

Por Isa Luengo

El cáncer de mama es una enfermedad difícil para una mujer y sobre todo si hay una familia detrás. Hay que tener mucha fuerza y valentía para seguir adelante, y justamente eso es lo que ha hecho que Yolanda, una mujer y madre de una niña de ocho años, siga adelante con su vida.

La fotógrafa y bloguera compartió un sentido relato con el sitio de maternidad Bebés y más donde cuenta la difícil lucha que ha dado desde que fue  diagnosticada con cáncer de mama por segunda vez.

Imagen: Bebés y más

Imagen: Bebés y más

Hace 12 años superó un cáncer, pero a la tiroides, luego, superó un cáncer de mamas y hoy nuevamente sale a la lucha para enfrentar otro cáncer de mama. “Acababa de pasar una revisión médica en el mes de febrero y todo estaba bien. Pero últimamente me encontraba más cansada de lo habitual, había perdido algo de peso y además tenía un ligero dolor en la axila”, comienza contando esta luchadora mujer.

“Llevaba sin autoexplorarme cerca de dos meses, algo que he hecho siempre, tanto antes de tener cáncer de mama por primera, como por supuesto después. Pero este verano me relajé y bajé la guardia. Así que en cuanto noté ese ligero dolor comencé a explorarme y enseguida palpé un bulto y supe que era maligno. Al día siguiente, el médico me mandó una ecografía y enseguida me confirmaron mis sospechas”, cuenta Yolanda, y agrega que “ahora estoy a la espera de conocer los resultados de las pruebas que me han realizado y de la biopsia. Hay que saber qué tipo de cáncer es, si está extendido o no, y si se ha cogido a tiempo. Todo ello determinará el tipo de tratamiento a seguir. La espera es lo más duro.”

Imagen: Bebés y más.

Imagen: Bebés y más.

La mujer cuenta que ya estaba sintiéndose mejor luego de superar el cáncer de mama de hace cuatro años con la ayuda de su psicooncóloga, sin embargo, “a raíz de esta noticia todo ha cambiado. Siento terror, sobre todo a que pueda haber metástasis, y también siento enfado, rabia e impotencia, porque justamente ahora estaba empezando a rehacer mi vida y de nuevo toca volver a empezar”.

La fuerza de la maternidad y la familia

Para superar el cáncer anterior, Yolanda relata que se aferró a su hija. “Mi hija es quien me da fuerza. Para superar mi primer cáncer de mama me agarré a mi hija, que por aquel entonces tenía tres años. En mi cabeza resonaba, una y otra vez, que no podía dejarla sola, y que tenía que luchar por ella”.

“También mi familia y mis amigos, tanto mi círculo de siempre como las amistades del 2.0, fueron muy importantes en mi recuperación. ¡Ojalá todo el mundo pudiera contar siempre con el apoyo de tanta gente unida, mandándote ánimos y energía positiva para superar los días más bajos!”.

Imagen: Bebés y más.

Imagen: Bebés y más.

Para esta segunda vez, Yolanda señala que piensa apoyarse en las mismas personas. “Desde que he hecho pública la noticia, hay mucha gente que se ha volcado conmigo y que no me deja sola. El apoyo de los tuyos es algo vital para transitar por el camino de esta dura enfermedad”.

La fotógrafa recuerda que cuando tuvo el primer cáncer de mama le contó a su hija, que en ese entonces tenía 3 años, que su mamá estaría más cansada, con menos fuerza y que habría algunos cambios físicos, pero la pequeña no lo tomó de buena forma.

“Durante los primeros meses, mi hija vivió mi enfermedad de manera negativa. Me rechazaba, se avergonzaba de mí y estaba muy triste. Cada noche, antes de irse a la cama, pedía ver fotos mías de antes de la enfermedad… quería recordarme como era”.

“Para mí fue una etapa durísima porque no sabía cómo actuar con mi pequeña. Así que pedí ayuda a su pediatra para que nos derivara a un psicólogo infantil, pero la burocracia va lenta y la cita nunca llegaba. Por suerte, poco a poco mi hija fue aceptando mejor la situación, e incluso llegó a convertirse en un gran apoyo para mí.”

Ahora, con la nueva noticia del cáncer, Yolanda no sabe cómo decírselo a su hija. “Tiene ocho años, es más madura y quizá lo afrontaría de otro modo, pero aún se acuerda de cuando lo viví y llora por lo que pasé. Así que reconozco que enfrentarme al momento de decírselo me da mucho miedo, y realmente no sé si lo haré…”

¿Cómo explicarles a los hijos sobre el cáncer?

“Durante mi primer cáncer de mama me di cuenta de que necesitaba apoyarme en recursos para explicar a mi hija lo que estaba pasando, así que decidí escribir un cuento infantil sobre el tema, con el objetivo además de que nos sirviera a ambas de recuerdo cuando todo hubiera pasado”, contó Yolanda.

Imagen: Bebés y más.

Imagen: Bebés y más.

“Me puse en contacto con la ilustradora Creandy Pedagoga, que no dudó en ayudarme haciéndome unos dibujos preciosos para ilustrar la narración. Lo titulé “La capa mágica”, y en él explicaba lo que es el cáncer de mama, pero desde una visión optimista y fantasiosa, para contárselo a los niños”.

Finalmente, Yolanda señala que “tener cáncer es una mierda, y no hay nada rosa en ello. Es cierto que la supervivencia por cáncer de mama ha mejorado notablemente en los últimos 20 años, y que según datos de la AECC el pronóstico de supervivencia a los cinco años del diagnóstico es superior al 80 por ciento”.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.