*


leche de burra

Leche de burra: los beneficios nutricionales que la convierten en un “superalimento”

Especialistas en alimentación recomiendan la leche de burra a bebés y niños con alergia a la leche de vaca y a la población general por sus increíbles beneficios para el sistema inmune.

Por Francisca Quezada

Varias cosas confluyeron y coincidieron para que hoy las cuñadas Daniela Miranda y Carmen Cornelius sean las primeras en Sudamérica en lanzar una leche de burra en polvo al mercado. Primero, que ambas tuvieron hijos con alergia a la proteína de leche de vaca (Aplv), y debieron recurrir a otras opciones para alimentarlos. Así llegaron a la leche de burra, pero esta era muy escasa en Chile y, para comprarla, debían hacerlo en Santiago, cuando ellas viven en Ancud.

Fue así como Daniela, veterinaria y agricultora, y Carmen, ingeniera comercial, decidieron embarcarse junto a sus esposos en la producción de esta leche, tras ver grandes avances en la salud de sus hijos y notar que eran muchas y cada vez más familias las que estaban necesitando este producto. Fue tanto, que Daniela y su marido Nicolás Kehsler, dejaron de lado la producción de leche de vaca a la que se dedicaban, y hoy en su campo en Ancud hay 300 burras que pastan libremente, y que dan vida a la marca “Equus Milk“.

leche de burra

Beneficios de la leche de burra en niños alérgicos

Los beneficios de la leche de burra en niños alérgicos comenzaron a hacerse conocidos en el último tiempo, dado que su composición nutricional es impresionantemente parecida a la de la leche materna. De ahí que incluso se hayan visto casos de familias que compran burras para alimentar a sus hijos. Y es que algunos estudios italianos indican que 82% de niños alérgicos a la leche de vaca tolera sin problemas la de burra.

La nutricionista Daniela Cuneo, experta en alergias alimentarias, asegura que la leche de burra se está estudiando cada vez más y se postula que es un alimento hipoalergénico, porque tal como la materna, la de burra es una leche pobre en caseína, una proteína que es difícil de digerir y que enlentece el funcionamiento gástrico. Y es alta en lactoalbúmina, otra proteína que suele estar mucho menos asociada a la alergia.

“Además es un alimento potente en términos nutricionales, que se ha visto que facilita la absorción de nutrientes. Su sabor es muy parecido al de la leche humana, dado su alto contenido de lactosa. Esto último, hace que se digiera mucho mejor que otras leches”, asegura la especialista.

leche de burra

Científicos confirman beneficios nutricionales de la leche de burra

Pero las bondades de este alimento podrían no solo favorecer a niños alérgicos alimentarios, sino que cada vez más estudios demuestran que su consumo podría ser útil de manera transversal.

Varias investigaciones han venido diciéndolo: por ejemplo, una publicada en Journal Current Pharmaceutical Design, que concluye que esta leche ayuda a prevenir la arteriosclerosis, dado que tiene la capacidad de dilatar los vasos sanguíneos.

Otro paper del Journal of Food Science señala que la leche de burra es un “pharmafood”, o alimento medicinal, por sus propiedades nutricionales, nutracéuticas y funcionales. También, un estudio de la Universidad de Salamanca demostró que quienes agregaron a su dieta 250 ml diarios de leche de burra durante seis meses, disminuyeron su colesterol malo, aumentaron el HDL (colesterol bueno) y mejoraron su respuesta autoinmune.

Mientras que investigadores de la Universidad de Ciencias Agrícolas de Raichur, India, hablan de que esta leche facilita la absorción intestinal del calcio; que posee acción inactivadora de algunos virus; y que incluso podría tener potencial en el tratamiento del cáncer al pulmón.

“Se ha demostrado que las sustancias naturales en la leche de burra aumentan la inmunidad, lo que puede ser útil para las personas con afecciones como el asma, el eccema o la psoriasis”, dijo la nutricionista y escritora best seller Cynthia Sass en una columna para la revista norteamericana Health.com en 2017.

leche de burra

La primera leche en polvo

Los últimos dos años, desde su creación, Equus Milk ha comercializado leche fluida tanto fresca como congelada. “Sin embargo, dado lo natural que es y que no tiene preservantes, una vez descongelada dura 7 días en el refrigerador. Por eso, era necesario contar con una alternativa en polvo”, comenta Daniela Miranda, gerente de procesos de la empresa.

Así, Equus logró realizar la primera leche en polvo de burra de Sudamérica, lo que presenta un sinfín de beneficios para los consumidores; no necesita ser refrigerada, su formato sólido hace que se conserve durante más tiempo que la líquida y se hace más fácil transportarla para su consumo diario.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.