*


infertilidad

Infertilidad: los tratamientos que brindan la oportunidad de concebir

Especialista en fertilidad asegura que existen cuatro grandes responsables del incremento de la infertilidad y detalla los tratamientos que existen para revertir esta situación.

Por Francisca Quezada

Tener un hijo, puede representar para algunas personas uno de los mayores anhelos en la vida. Sin embargo, no siempre basta con tomar la decisión de embarazarse. A veces este proceso se vuelve más complejo de lo que quisiéramos, lo que conlleva una serie de dudas e incertidumbre, entre la que destaca la más frecuente: ¿seré infértil?

En este sentido, cuando la infertilidad se hace realidad, hay que tomar medidas que ayuden a la pareja a lograr su deseo de convertirse en padres. El Dr. Aníbal Scarella, Ginecólogo Obstetra de Clínica Ciudad del Mar, explica de qué se trata esta patología y ahonda en los actuales tratamientos.

¿Cuándo hablamos de infertilidad?

La Infertilidad se define como el fracaso de una pareja para concebir después de 12 meses de relaciones sexuales regulares, sin el uso de métodos anticonceptivos.  Esta enfermedad es clasificada en dos tipos: 

infertilidad

– La Infertilidad Primaria, que se refiere a aquellas personas que no han logrado un embarazo tras un periodo largo sin métodos anticonceptivos.

– La Infertilidad Secundaria, que es aquella en donde las parejas han quedado embarazadas al menos una vez, pero que ahora ya no pueden.

Los cuatro enemigos públicos de la fertilidad

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que entre un 8% a un 10% de las parejas, experimenta alguna forma de infertilidad, cifra que ha ido en aumento conforme pasan los años.

El Dr. Scarella, señala que desde una perspectiva médica, se dice que “existen cuatro grandes responsables del incremento de la infertilidad. A ellos, los he denominado los cuatro enemigos públicos”:

1. La edad

Las posibilidades de concebir son inversamente proporcionales a la edad de la mujer. Sabemos que la fertilidad declina en forma progresiva e irreversible con el transcurso de los años. Por ejemplo, una mujer de 35 años tiene sólo un 50% de posibilidades de tener un niño sano, frente a una de 25 años.

2. Las Infecciones de transmisión sexual (ITS)

Tienen un alto impacto en la salud reproductiva de quienes las presentan. La mayoría de las ITS cursan en forma asintomática afectando el transporte de gametos y embriones por el espacio reproductivo.

3. Obesidad

La obesidad es un problema de salud creciente asociada con morbilidad y un incremento en la mortalidad. A pesar que muchas mujeres obesas conservan la capacidad de concebir, se ha determinado que el incremento patológico de la grasa corporal, repercute en forma importante en diversos aspectos del aparato reproductivo femenino.

4. Tóxicos

Se ha demostrado que factores como el tabaquismo, stress, contaminación ambiental, entre otros, repercuten negativamente en la fertilidad de quienes se exponen a estas noxas.

infertilidad

¿Cómo se origina la infertilidad?

La infertilidad puede ser causada por muchos factores, ya sean físicos y/o emocionales. Puede deberse a problemas en el hombre, la mujer, o ambos, lo que hace necesario estudiar en forma simultánea a ambos cónyuges.

La recomendación a las parejas, es que consulten con algún especialista si es que no logran un embarazo luego de tener relaciones sexuales sin protección durante un año. No obstante, deben realizarse pruebas antes de ese tiempo en los siguientes casos.

– La mujer tiene más de 35 años

– Los ciclos menstruales son irregulares o muy dolorosos

– Alteración del descenso o trauma testicular en el hombre

– Si existe algún antecedente médico o quirúrgico que sea sospechoso en la pareja

– Presencia de miomas, dolor pélvico y/o endometriosis

Tratamientos para la infertilidad

“El manejo de los pacientes infértiles debe equilibrar la eficacia, costo, seguridad y los riesgos de las alternativas de tratamientos diferentes. El enfoque de cada procedimiento debe ser individualizado para cada pareja y así lograr los resultados esperados”, indica el Dr. Aníbal Scarella.

Creado por Bearfotos - Freepik.com

Creado por Bearfotos – Freepik.com

Dentro de las opciones de tratamiento existe un abanico de posibilidades que se clasifican en baja y alta complejidad.

– Técnicas de baja complejidad (BC): comprenden el coito dirigido y la inseminación intrauterina, uno de los métodos más utilizados. Estas últimas pueden complementarse con estimulación de la ovulación.

– Técnicas de alta complejidad (AC): son las técnicas en que se realiza la manipulación in-vitro de ambos gametos masculinos, femeninos, o de los embriones.

El especialista señala que “estas técnicas pueden ser la fertilización in vitro (FIV) y la inyección intracitoplasmática de espermios (ICSI)”.  En ambas técnicas, los ovarios son artificialmente estimulados para obtener la maduración de uno o más ovocitos, que posteriormente son aspirados bajo anestesia. En el laboratorio, éstos son fertilizados con los espermios en forma artificial, tras lo cual uno o más embriones se transfieren a la cavidad uterina.

“Los resultados de los tratamientos de fertilidad va a depender de variables como la edad de los pacientes, el diagnóstico y las patologías relacionadas. Sin embargo, en términos generales, 9 de cada 10 parejas podrán lograr un embarazo con algún tipo de tratamiento reproductivo”, finaliza el especialista de Clínica Ciudad del Mar.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.