*


dieta

Dieta flexible: ¿Cómo lograr que este régimen alimenticio sea efectivo contra el sobrepeso?

Esta dieta propone incluir todo tipo de alimentos, incluso aquellos que no sean saludables. ¿De qué se trata? Acá te contamos.

Por Javiera Kessra

Son miles las dietas y propuestas nutricionales que existen para bajar de peso. Sin embargo, no todas son realmente efectivas y algunas, incluso, tienen consecuencias negativas en nuestro organismo.

Es por esto que la dieta flexible ha conseguido tanta popularidad. Según explica Gabriela Gottau, experta en nutrición en Vitonica, este plan alimenticio consiste básicamente en no dejar fuera ningún alimento e “incluir alimentos placenteros”.


Ver esta publicación en Instagram

¿’DIETA FLEXIBLE’? POR SUPUESTO, PERO TEN DOS DEDOS DE FRENTE
—
 Casi siempre que alguien menciona ‘dieta flexible’ o dice: “yo como lo que quiero y pierdo grasa”, es importante tener en cuenta lo que realmente significa para no confundir la percepción con la realidad. ⠀ ’Dieta Flexible’ NO significa: “¡Voy a ver cuántas chocolatinas y pizzas me caben en mis macros!” ⠀ Intenta pensar en algo como: “Puedo comer todo lo que me gusta mientras le doy a mi cuerpo lo que necesita para cumplir mis objetivos y sentirme genial”. ⠀ Sí, realmente puedes perder peso comiendo solo snickers y tarta, pero no te gustará el resultado a largo plazo. ⠀ El gráfico hace un muy buen trabajo a la hora de explicar los básicos y las elecciones que deberías estar tomando. ⠀ ❤️ Te sentirás mejor y tendrás bastante mejor salud en general si intentas cumplir estos básicos la mayor parte del tiempo. ⠀ ¿Todas esas fotos de gente comiendo ‘solo’ pizzas, tarta, helado y gominolas mientras lucen cuerpos de atleta? Pues eso, NO SOLO COMEN PIZZA, TARTA, HELADO Y GOMINOLAS, simplemente no comparten sus verduras, fruta, carnes y pescado en Instagram, no te dejes engañar (o no te engañes a ti mismo) ⠀ Basa tu alimentación en comidas que te gusten y que sean principalmente verduras, fruta, proteína de calidad, etc. ⠀ Deja de ver la comida como ‘blanco o negro’, ningún alimento te va a matar ni ningún alimento te va a curar, lo que importa es lo que hagas en general, de forma constante y a largo plazo. ⠀ Sí, esto significa que puedes comer pastel, donuts y empanadas por ejemplo, simplemente no deben ser la base de tu alimentación. ⠀ ¿Tienes hambre entre horas? Pica fruta. ⠀ ¿Te apetece pastel con el café? ¡Cómete el pastel! Vivir sin restricciones te ayudará a no darle tanta importancia a las cosas que no la tienen para concentrarte en las que sí la tienen. ⠀ Manténte activo y recuerda que TODOS los extremos suelen acabar mal. Luego decide por ti mismo en vez de unirte a la última ‘moda’ porque suena bien o por ‘formar parte de algo’. ⠀ SOLO TÚ SABES CUÁLES SON LAS COMIDAS Y ESTRATEGIAS QUE FUNCIONAN PARA TI ¡APROVÉCHALO Y VIVE! ⠀ ❤️¡Espero que sirva de ayuda!

Una publicación compartida por Alberto Alvarez (@themacrowizard) el

Como todo régimen alimentario saludable, lo más importante es incluir alimentos nutritivos y generar un déficit calórico para poder perder peso. 

Pero la novedad, estaría en que sí se permite incluir alimentos con azúcar añadida como, por ejemplo, los dulces. Siempre y cuando, sea en las porciones indicadas y no excedas su consumo.

En este contexto, el sitio antes mencionado entrega recomendaciones para llevar a cabo este plan de alimentación

Siete consejos para que la dieta flexible funcione

Evita comer con mucha hambre

Si pasas muchas horas sin comer, el cuerpo presentará niveles de hambre elevados, lo que genera que las hormonas, como la grelina, “nos empuja a escoger alimentos placenteros, que eliminen el estrés y aporten muchas calorías fáciles de asimilar”, explicó Gottau. Por esto, lo recomendable es fraccionar la dieta, y evitar largas horas de ayuno.

Planifica tus comidas

Si no planificas tus comidas, vas a tener a comprar alimentos rápidos y probablemente más procesados. Por esto, los expertos aconsejan ordenar tus comidas a diario o, por lo menos, unas horas antes de ingerir el próximo alimento y, de esta manera, disminuir el consumo de alimentos que no son tan saludables.

Hambre no es lo mismo que apetito

Si sentimos hambre, significa que nuestro cuerpo necesita energía, por lo que cualquier comida nos va a satisfacer, mientras que el apetito surge solo por placer, ya que no tenemos la necesidad fisiológica de ingerir alimento y queremos comer algo específico. Por esto, lo aconsejable es reducir y/o limitar el consumo de alimentos por apetito para comer cuando realmente el cuerpo lo pida.

dieta

Imagen: gentileza Pixabay.com

No te prives de los dulces

Si sientes apetito, y llevas un par de días sin saciar ese antojo, lo mejor es que comas lo que tanto anhelas. Identifica qué es lo que deseas ingerir y compra una porción limitada y disfrútalo. Eso sí, es recomendable comer lento y poner atención a lo que estamos comiendo. De esta manera lograrás satisfacer esa “tentación”.

Crear un ambiente seguro

Todos nos conocemos y sabemos qué tanta es nuestra fuerza de voluntad. Por lo mismo, si nos cuesta decirle que no a las comidas más procesadas y menos saludables, es mejor no tenerlas “a mano”, excepto que puedas controlar tu ansiedad y las consumas solo de vez en cuando. Debemos crear un ambiente donde no pongamos en “riesgo todo el tiempo nuestra dieta ni tampoco aquel que nos exige en demasía control ‘para no tentarnos’”, asegura Vitonica.

No dejes de moverte

Hacer ejercicios puede ayudarnos a controlar la cantidad que comemos y restringir o retrasar las ganas de comer alimentos placenteros. Además, “fomenta el balance calórico negativo necesario para adelgazar”, reafirmó el sitio.

dieta

Imagen: Gentileza Freepik

Controla las porciones

Controlar las porciones es primordial, porque todo en exceso es malo, aún las comidas más saludables. Y para esto, los expertos entregan algunos consejos.

Llevar la comida ya servida a la mesa.

– Usar platos pequeños.

No comer del envase.

– Siempre sentarse a la mesa a comer y sin distracciones, para tener conciencia de la cantidad que estamos ingiriendo.

Masticar mucho y despacio cada bocado, para favorecer el desarrollo del proceso de saciedad y no ingerir más allá de lo necesario.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.