*


cuerpo

Anorexia Nerviosa: lo que debes saber sobre sus causas y cómo ayudar a quien lucha contra esta enfermedad

'Es clave que el tratamiento para la anorexia sea realizado por un equipo que cuente con nutriólogo, psicólogo y psiquiatra', dice una especialista.

Por Ignacia Romero

Un estudio internacional analizó el genoma de más de 72 mil personas. Entre ellas, 17 mil pacientes con anorexia nerviosa y más de 55.500 personas sanas, descubriendo que detrás de la Anorexia, una de las patologías más letales en cuanto a salud mental, existe un origen metabólico.

El diario español El País, cuenta sobre el estudio publicado en julio en la revisa científica Nature Genetics, que los investigadores identificaron ocho marcadores genéticos relacionados con la enfermedad y, al profundizar en el estudio de estas huellas moleculares, encontraron una asociación previsible con varios trastornos psiquiátricos, pero también un vínculo común con otros parámetros metabólicos y endocrinos, como los niveles de azúcar o las grasas”.

Fernando Fernández-Aranda, del Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario Bellvitge de Barcelona, quien colaboró en la investigación, comentó que “esto es la evidencia neurobiológica, pero ya lo veíamos en la práctica clínica. Ya sabíamos que la obesidad estaba presente en los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) y que niños con obesidad infantil, por ejemplo, tienen más riesgo de desarrollar un TCA”.

Anorexia

Foto de Christer Rønning Austad desde FreeImages

A pesar de que no hay cifras exactas de esta enfermedad en Chile y a nivel global, la Asociación Nacional de Desórdenes Alimentarios de Estados Unidos, ha recopilado distintos estudios para descubrir una cifra oficial. Sin embargo, aunque aún no existe un número definitivo, NEDA (sigla en inglés de la asociación), indica que “en cualquier punto dado del tiempo, entre 0.3-0.4% de mujeres jóvenes y 0.1% de hombres jóvenes sufrirán de anorexia, 1.0% de mujeres jóvenes y 0.1% de los hombres jóvenes sufrirán de bulimia, con tasas similares para el trastorno por atracón (Hoek & van Hoeken, 2003)”.

Los autores del estudio norteamericano señalan que: “El IMC bajo en enfermos siempre se ha relacionado con las características psicológicas del paciente (el impulso de la delgadez y la insatisfacción corporal)“. Además, revelaron un cambio en su hipotesis: “El desajuste metabólico fundamental puede influir en la dificultad que tienen los individuos con anorexia nerviosa para mantener un IMC saludable, incluso después de la recuperación terapéutica”.

Anorexia

Imagen: gentileza de Pixabay

Por esta razón es que los expertos proponen que la anorexia nerviosa se empiece a tratar como una enfermedad psiquiátrico-metabólica. El doctor Gerome Breen, del Centro de Investigación Biomédica Maudsley del Instituto Nacional de Investigación de la Salud, señaló que: “Las anomalías metabólicas observadas en pacientes con anorexia nerviosa son más frecuentemente atribuidas a la inanición. Pero nuestro estudio muestra que estas diferencias metabólicas también pueden contribuir al desarrollo del trastorno. Además, nuestros análisis indican que los factores metabólicos pueden desempeñar un papel casi tan importante como los efectos puramente psiquiátricos”.

¿Cómo se debe abordar la anorexia?

Al respecto de la investigación, Carola Pantoja, nutricionista de la Clínica Biobío, expone que es importante considerar estos estudios científicos para abordar de diferente forma la anorexia, lo cual podría guiarnos a nuevos posibles tratamientos en la cura de esta enfermedad.

“No es de extrañar que si la obesidad es multifactorial, entre ellos los genéticos metabólicos, la anorexia sea también de causas multifactorial y no solo psicológico, incluyendo factores biológicos genéticos y también medioambientales. Nos queda esperar que sigan los estudios en búsqueda de nuevos abordajes de tratamientos”, dice la nutricionista.

Anorexia

Imagen: gentileza de Pixabay

Tipos de anorexia nerviosa

De acuerdo con el manual de diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría, existen dos subtipos de anorexia nerviosa:

Anorexia nerviosa restrictiva en que la baja de peso es gracias a ayuno, dieta y/o ejercicio excesivo.
Anorexia tipo con atracones o purgas en que la persona ha tenido atracones asociados a purgas o sea vómito auto provocado, uso de laxantes, o diuréticos.

La doctora Paz Quintero, psiquiatra de la Clínica Dávila, explica que la persona que sufre de Anorexia Nerviosa, tiene una distorsión respecto a su figura corporal real, asociado al temor de engordar, y conductas en la línea de restringir las comidas o tomar acciones con el fin de no absorber esos alimentos.

La psiquiatra dice que la sintomatología se expresa generalmente en tres áreas: conductual, emocional y físico.

Anorexia

Foto de Johanna Ljungblom desde freeimages.com

“La persona comienza a ocupar mucho de su tiempo en el tema alimentario, se vuelven hiper controladoras respecto a las ingestas, restringen y disminuyen los tamaños de las porciones, se saltan comidas, cortan los alimentos en trozos pequeños, enlentecen la ingesta“, explica Paz, y agrega como claves para reconocer a un enfermo de AN: “Al poco de comer van al baño, algunas a vomitar. Pueden hacer ejercicio excesivo, se miran reiteradamente al espejo, preguntan mucho a los cercanos sobre su apariencia. Muchas veces mienten respecto a lo que comieron. Buscan en internet sitios que hablen de cómo adelgazar“.

Sobre el lado emocional y el aspecto físico, la doctora advierte que, “es frecuente que se ponen irritables, tristes, ansiosos, retraídos y caen en conductas como usar ropas anchas o taparse más de lo habitual.  Se observan pálidas, enflaquecidas; además, muchas veces, pero no siempre, puede detenerse la menstruación“.

Anorexia

Imagen: gentileza de Pixabay

¿Hay tratamientos para este trastorno?

La psiquiatra de la Clínica Davila, advierte que “el tratamiento variará según la situación clínica del paciente, pudiendo realizarse ambulatorio, en hospital de día o en hospitalización. Es clave que sea hecha por un equipo que cuente al menos con nutriólogo, psicólogo y psiquiatra. La intervención se determinará caso a caso, tendrá alta relación también con las comorbilidades o diagnósticos asociados.  Los pacientes en un alto porcentaje podrán requerir de terapia psicológica individual y familiar asociada“.

Anorexia

Imagen: gentileza de Pixabay

¿Cómo saber que esta enfermedad ha sido superada?

Paz Cordero manifiesta que los indicadores de recuperación son:

Llegar a un peso sano para el sujeto.

– Que las ingestas sean adecuadas en calidad, frecuencia y cantidad.

– Que exista un fluir en el comer, es decir, que pueda alimentarse con su familia de manera tranquila, sin caer en la obsesión respecto a las calorías o tipos de alimentos que consume.

– Que mejore la distorsión de la imagen corporal, aunque sabemos que esto puede persistir incluso después de mejorar en otras áreas.

– Que desaparezcan las medidas de purga como el vómito o el uso de medicamentos.

“Y que se mejore en paralelo las comorbilidades asociadas. Es un camino largo, pero con perseverancia y responsabilidad, además de amor y sobre todo compasión al familiar que está sufriendo esto, en un buen porcentaje de los pacientes se logra“, finaliza la psiquiatra.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.