*


entrenar

¿Es recomendable entrenar resfriadas o con gripe?

Expertos contestan esta interrogante e indican cómo reconocer si tu cuerpo está en condiciones de realizar actividad física cuando estás enfermo y qué hacer al respecto. Acá te contamos.

Por Javiera Kessra

Generalmente las recomendaciones cuando estamos resfriados es que no realicemos ningún tipo de esfuerzo físico, mucho menos deporte. Por el contrario, hay quienes plantean que entrenar cuando se está enfermo, ayuda a terminar con la gripe. Pero, ¿qué dicen los expertos respecto a esto?

Los especialistas de ‘Salud más deporte’, plantean que ambas teorías son correctas. Hay situaciones en las que hacer ejercicio puede ser beneficioso para combatir los procesos víricos, pero hay otras en las que puede ser contraproducente.

entrenar

Imagen: Gentileza Freepik.es

Si los síntomas son leves, como congestión, estornudos u ojos enrojecidos, se puede realizar actividad física moderadamente, ya que el deporte provoca un aumento de las células del sistema inmunitario del cuerpo, atacando, incluso, los invasores del exterior.

Por el contrario, si hay síntomas de afectación sistemática, como fiebre, cansancio extremo o dolores musculares, lo recomendable es mantener reposo entre dos a cuatro semanas antes de hacer ejercicios de alta intensidad.

Sufrir un enfriamiento o proceso gripal significa que tu cuerpo tiene una infección respiratoria causada por virus, lo que obliga a tu organismo a realizar más esfuerzo de lo normal y, por ende, un mayor rango de recuperación. Uno de los efectos más comunes es la fiebre.

Regla del cuello

Ante esto, el investigador David C. Nieman en su obra Military Strategies for Sustainment of Nutrition and Immune Function in the Field, plantea la ‘regla del cuello’, que indica que, si las molestias son de cuello hacia arriba, no hay inconvenientes para entrenar. Pero, si son del cuello hacia abajo, se necesita reposo y una incorporación gradual al entrenamiento.

entrenar

Imagen: Gentileza Freepik.es

¿Qué ejercicios realizar y por cuánto tiempo?

Ya quedó claro que si tienes síntomas leves puedes entrenar, sin embargo, lo ideal es hacerlo con una intensidad baja como, por ejemplo, trotar o andar en bicicleta.

Es primordial que escuches a tu cuerpo para ir aumentando las cargas o disminuyéndolas. Incluso, si consideras que debes detenerte, hazlo. Además, los especialistas aconsejan que tu rutina de entrenamiento no sobrepase la hora.

Por otro lado, no recomiendan realizar deporte de alta intensidad, como pesas o series de cardio, carreras, ni cualquier ejercicio que requiera utilizar mucho oxígeno.

Recomendaciones

Los expertos entregan algunas medidas que debes tener en cuenta si decides hacer actividad física con gripe.

Vestimenta

Debes abrigarte más de lo normal. Es importante que la cabeza, manos, nariz y boca queden cubiertas.

entrenar

Imagen: Gentileza Freepik.es

Alimentación

La hidratación y alimentación son fundamentales. Debes mantener tu cuerpo provisto de los nutrientes tanto sólidos como líquidos necesarios para no sufrir una descompensación y favorecer la recuperación.

Postentreno

Apenas finalice tu sesión de entrenamiento debes quitarte la ropa sudada y ducharte con agua caliente para recuperar la temperatura corporal.

Descanso

Para favorecer la recuperación, es recomendable dormir más de lo habitual.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.