*


dietas

Dietas alimenticias: nutricionista aclara ocho mitos y verdades más comunes

Experta en nutrición aclara una serie de creencias en torno a las dietas y enfatiza en la importancia de acudir a un especialista para alcanzar el peso adecuado de forma saludable.

Por Francisca Quezada

Con el ánimo de querer alcanzar un peso saludable, muchas de nosotras recurrimos a las ya tan populares dietas alimenticias. El problema es que solemos hacerlo por nuestra cuenta.

Es por esto, que los especialista en nutrición son enfáticos en señalar que siempre debemos acudir a un nutricionista que nos asesore, debido a que existen muchos mitos dando vuelta sobre las dietas para bajar de peso, que pueden perjudicar nuestra salud. 

dietas

A continuación, Jessica Luengo, académica de la Escuela de Nutrición y Dietética de la U. Andrés Bello, aclara una serie de creencias en torno a las dietas.

¿Verdadero o falso?

“Mientras menos se come, más se baja de peso”

FALSO. La cantidad y frecuencia de comidas no tienen relación directa con el aporte nutritivo de esta, y es este último el que importa para la pérdida de peso. Entonces, podemos comer una o dos veces en el día y en pequeños volúmenes, pero si la cantidad de grasas, proteínas y/o carbohidratos, es mayor a lo que tu cuerpo requiere, no perderás peso.

“No mezclar carbohidratos y proteínas”

FALSO. No hay evidencia de que en un mismo plato de comida en que se mezclen las proteínas como por ejemplo pollo, con arroz que es un alimento rico en carbohidratos, genere un aumento o descenso del peso. La absorción de los nutrientes ocurrirá igual se consuman o no en un mismo plato; siempre y cuando la porción de cada alimento sea la apropiada para la persona.

dietas

“No se debe comer carne roja”

FALSO. La ingesta de carnes rojas no se prohíbe, sino más bien, se indica el disminuir la frecuencia del consumo y cuidar la calidad de las carnes rojas a consumir, privilegiando cortes bajos en grasas como las postas, ya que estos tendrán un menor aporte calórico que impactará en el peso y salud cardiovascular, sobre todo, si se consumen con baja frecuencia en la semana.

“Hay que dejar de comer pan”

FALSO. Reitero lo anteriormente señalado, es muy importante la porción, frecuencia durante el día y semana y, por supuesto, la calidad de los alimentos a consumir. En el caso del pan, es un alimento del que se puede prescindir, ya que las vitaminas y minerales que aporta, los podemos obtener de otros alimentos como cereales y legumbres, pero NO es estrictamente necesario dejar de consumirlo. Si la cantidad habitual de consumo y la frecuencia se disminuye, además si el pan a consumir está elaborado de harina integral, el aporte de fibra versus el pan de harina blanca, contribuye más mejorando la saciedad, digestión y controlando la absorción de azúcares.

“Tomar más de 2 litros de agua ayuda a bajar de peso”

VERDAD. La ingesta de agua puede contribuir con la baja de peso, de cierta forma el agua puede actuar como ansiolítico natural, es decir, el tomar agua entre comidas o en algunas comidas, disminuye la ingesta de alimentos, especialmente disminuye la ansiedad por comer más en un horario de alimentación o algo extra a lo recomendado por el profesional; pero debes tener en cuenta que esto debe sumarse a una alimentación saludable.

dietas

“Son efectivas las dietas estrictas y con aportes menores que 800 kcal diarias”

FALSO. Si bien es cierto, que la pérdida de peso corporal se logra a través de un déficit calórico entre lo que gastas de energía (funciones básicas más actividad física) y lo que consumes a través de la alimentación, una dieta tan restrictiva, que muchas veces no logra cubrir el mínimo de energía que requieres, no contribuye con este objetivo a largo plazo, ya que no es suficiente para que tu organismo funcione de manera normal. Terminarás bajando de peso, pero perdiendo masa muscular, que justamente la musculatura es la que necesitas mantener o aumentar para que tu organismo pueda gastar más energía y use las grasas que permitirán una baja de peso saludable. Además, una dieta de 800 kcal, no logra cubrir vitaminas y minerales que son necesarios para funciones vitales.

“No cenar después de las 20 horas ayuda a bajar de peso”

FALSO. La absorción de nutrientes tras la digestión de lo ingerido en la comida de la noche, ocurrirá igualmente a las 18 o 21 horas, y no permitirá la baja de peso si las porciones consumidas exceden lo que requieres, no solamente en cantidad, sino que en calidad del alimento, puedes comer un plato de pollo con papas fritas a las 18 o 21 horas y en ambos horarios por el hecho de ser fritura no contribuirá en tu baja de peso. Es más, existe evidencia científica de que el suprimir alimentos por la hora, aumenta el estrés que gatilla el riesgo de consumir más nutrientes y kcal de las que necesitas ese día.

“Comer entre comidas ayuda a subir de peso”

FALSO. Al contrario, la ingesta de snacks saludables entre comidas se asocia a la facilitación para la baja de peso. Es importante cuidar que el tipo de snack sea de un aporte bajo en grasas saturadas y azúcares simples, y adecuado en carbohidratos, proteínas y grasas saludables, por ejemplo fruta, yogur, huevo, bastones de verduras, galletas sin relleno ni azúcar añadida.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.