*


ansiedad

¿Preocupación o ansiedad? Ocho señales para identificar lo que realmente sentimos

Experto comparte claves para identificar si lo que sientes es ansiedad o preocupación. ¿Cómo? Acá te contamos.

Por Javiera Kessra

Según el Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos , el Trastorno de Ansiedad Generalizada tiene que ver con la excesiva preocupación por situaciones que muchas veces no representan un problema real o bien no tienen una solución inmediata.

Pero ¿cómo se diferencia de la sensación que genera la preocupación?

Según explica la psicóloga María José Ossa a Biut, “la ansiedad es una especie de alarma de la mente que se activa frente a distintos estímulos del medio”.

ansiedad

Por su parte, Guy Winch, doctor en Psicología aclara a Página 7 que aunque tanto la ansiedad como la preocupación “están asociados con un sentido general de preocupación e inquietud, la forma en que los experimentamos es bastante distinta, al igual que las implicaciones que tienen para nuestra salud emocional y psicológica”.

En este contexto, el sitio web especializado en temas de psicología, Psychology Today, entregó ocho señales para identificar qué es lo que realmente te ocurre.

Ocho claves para diferenciar la ansiedad de la preocupación

– El lugar donde sentimos ambas sensaciones

El experto asegura que la ansiedad la sentimos en nuestras cabezas, mientras que la preocupación la experimentamos en todo el cuerpo, a través de dolores musculares, de cabeza o estomacales, entre otros.

– La preocupación es puntual y la ansiedad más difusa

El especialista explica que la ansiedad es más difusa en cuanto a sus orígenes. Llegar tarde a una cita es una “amenaza específica”, pero si nos sentimos ansiosos por el contexto, esta preocupación es más “vaga y general”.

ansiedad

– La preocupación y la ansiedad se expresan verbalmente, pero esta última además con imágenes mentales

“Esta diferencia es importante, ya que las imágenes mentales emocionales como las asociadas con la ansiedad, provocan una respuesta cardiovascular mucho mayor que los pensamientos verbales emocionales (como las asociadas con la preocupación). Esta es otra razón por la cual experimentamos ansiedad en todo el cuerpo”, dice Winch.

–  La preocupación puede promover la solución del problema, la ansiedad, no.

La preocupación es más “específica”, por lo que promueve soluciones y estrategias para enfrentar el problema. Por otro lado, la ansiedad es como “una rueda de hámster que nos hace girar pero no nos lleva a soluciones productivas. De hecho, la naturaleza difusa de la ansiedad lo hace menos susceptible a la resolución de problemas”, indica Guy.

– Angustia emocional leve vs severa

La preocupación genera una angustia emocional leve, mientras que la ansiedad provoca una severa. Esto ocurre porque, al ser un estado psicológico más poderoso, este trastorno es mucho más perturbador.

ansiedad

– Las causas de la preocupación son más reales que las de la ansiedad

“Si le preocupa que lo despidan porque le fue muy mal en un proyecto, está preocupado. Si le preocupa que lo despidan porque su jefe no le preguntó sobre el recital de piano de su hijo, está ansioso”, ejemplifica el psicólogo.

– La preocupación es temporal, la ansiedad puede persistir.

Una de las formas más claras para entender que lo que sentimos es preocupación, es nuestra reacción al resolver el problema. Cuando estamos preocupados, ese estado disminuye al resolver el problema o, incluso, desaparece. En el caso de la ansiedad, puede perdurar por un largo periodo o generarse por distintos motivos.

– La preocupación no nos afecta en lo personal ni profesional, la ansiedad, sí.

La preocupación genera que pensemos en el problema pero no le destinemos gran cantidad de tiempo, ni nos limite nuestras actividades personales y/o profesionales. En cambio, la ansiedad puede producirnos tanta angustia que no nos sintamos capaces de continuar con nuestros quehaceres personales ni laborales.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.