*


proteínas

Estudio revela que proteínas generan más hinchazón en las dietas altas en fibra que los carbohidratos

Los expertos aseguran que la dieta rica en proteínas es la que genera una 'probabilidad significativamente mayor' de hinchazón pero son las que reducen más la presión arterial.

Por María Ignacia Vivanco

Las personas que consumen dietas altas en fibra tienen más probabilidades de experimentar hinchazón si la dieta es rica en proteínas, que si la dieta es rica en carbohidratos, según un estudio realizado por la Escuela de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins en Estados Unidos, publicado en la revista ‘Clinical and Translational Gastroenterology’.

Los investigadores elaboraron este estudio a partir del análisis de los datos del ensayo clínico ‘Omniheart’ realizado en 2003 y 2005 en la Universidad de Investigación Clínica ProHealth de John Hopkins en Baltimore y en el Hospital Brigham and Women’s de Boston. Un ensayo que pretendía estudiar la ingesta de macronutrientes para prevenir la enfermedad cardíaca y que incluyó a 164 participantes que tenían presión arterial alta.

Proteínas

Imagen gentileza de freepik.es

Los sujetos fueron asignados a tres tipos de dietas diferentes durante un período consecutivo de seis semanas, con una separación de intervalos de dos semanas “de lavado” en las que podían volver a sus hábitos alimenticios regulares.

Todas estas dietas, consideradas dietas ‘DASH’ altas en fibra y bajas en sodio, tenían la misma cantidad de calorías pero cada una variaba el énfasis en los macronutrientes: la versión rica en carbohidratos incluía 58 por ciento de carbohidratos, 15 por ciento de proteínas y 27 por ciento de grasas; la versión rica en proteínas 48 por ciento de carbohidratos, 25 por ciento de proteínas y 27 por ciento de grasas; y la versión rica en grasas 48 por ciento de carbohidratos, 15 por ciento de proteínas y 37 por ciento de grasas.

El estudio ‘Omniheart’ apuntaba entonces que las dietas ricas en proteínas vegetales y ricas en grasas habían sido más efectivas para reducir la presión arterial y mejorar las cantidades de colesterol en sangre.

Años después, se ha descubierto que los participantes que ingirieron la versión rica en proteínas vegetales de la dieta alta en fibra tenían un 40 por ciento más de probabilidades de mostrar síntomas de hinchazón que al ingerir una versión rica en carbohidratos de esa misma dieta alta en fibra. Las dietas altas en fibra causan hinchazón, explican, porque aumentan las poblaciones de bacterias intestinales que digieren la fibra y “generan gas como subproducto”.

Proteínas

Imagen gentileza de freepik.es

Las conclusiones del nuevo estudio

El coautor del estudio y profesor asistente en el Departamento de Epidemiología de la Escuela Bloomberg, Noel Mueller, junto al resto de investigadores, optaron por analizar los informes de hinchazón de los participantes que se encontraban entre los datos secundarios recopilados en el ensayo.

Observaron que la hinchazón había pasado del 18 por ciento antes de las dietas al 24, 33 y 30 por ciento con la ingesta de dietas ricas en carbohidratos, proteínas y grasas, respectivamente. En concreto, al analizar los cambios entre dietas se dieron cuenta que la dieta rica en proteínas era la que generaba una “probabilidad significativamente mayor” de hinchazón.

No obstante, si bien las dietas ricas en proteínas vegetales y grasas condujeron a una mayor prevalencia de la hinchazón, también redujeron la presión arterial y mejoraron las cantidades de lípidos en sangre más que las dietas ricas en carbohidratos, por lo que han sido consideradas como más “saludables”.

Los investigadores descubrieron evidencia también de que los efectos de una dieta más saludable procederían de cambios en el microbioma intestinal, lo que supone una mayor producción microbiana de moléculas de la salud llamadas metabolitos. Mueller ha explicado que la dieta rica en proteínas vegetales causó más hinchazón porque generó un “cambio mayor y más saludable en el microbioma”.

Si alguien es capaz de soportar la hinchazón causada por una dieta alta en proteínas y fibra, en última instancia puede beneficiarse más en otras medidas de salud”, ha concluido Mueller. Ahora está trabajando en un estudio de seguimiento de los efectos de patrones diéteticos similares en el microbioma intestinal.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.