*


11 razones para comer frutas en verano

Por Viviana Vidal

Sandía, melón, cerezas, pomelos, chirimoyas, uvas, frutillas, kiwi y manzanas son frutas típicas de esta época del año y, dependiendo de nuestro estado de salud, debemos aprovechar de comerlas conociendo sus múltiples beneficios.

La nutricionista de Clínica Santa María, Marcela Cosentino, conversó con Biut y nos contó acerca de las propiedades de las frutas y de las restricciones que deberíamos tener con ellas en el caso de tener algún tipo de enfermedad.

“Las frutas contienen mucha agua que ayuda a estar mejor hidratados cuando los días son muy calurosos”, explica la profesional.

Los beneficios:

1. Son antioxidantes, nos protegen frente a ciertas enfermedades, entre ellas las degenerativas, las cardiovasculares y el cáncer. 

2. Poseen un alto contenido de agua estimulando el funcionamiento de los riñones.

3. La mayoría contiene fibra, que ayuda a regular la función intestinal, a corregir el estreñimiento.

4. La mayoría posee efectos beneficiosos en la prevención y tratamiento de trastornos como la hipercolesterolemia, diabetes, obesidad, entre otros.

5. Contienen vitamina C, sobre todo los cítricos, y pro-vitamina A como las cerezas y el melón que refuerzan el sistema inmune.

6. El acido cítrico potencia la acción de la vitamina C y ejerce una acción desinfectante y alcalinizadora de la orina.

7. Muchas son ricas en  potasio, necesario para la transmisión del impulso nervioso y para la actividad muscular normal. Por ejemplo, plátano, kiwi, nísperos, melón, uva negra, cerezas, ciruelas, piña, chirimoyas y papaya.

8. Otros ácidos orgánicos de las frutas son el málico (disponible en manzanas, cerezas, ciruelas) y el salicílico (frutillas). Este último de acción anticoagulante y antiinflamatoria.

9. Su alto contenido en agua facilita la eliminación de toxinas del organismo hidratando el cuerpo.

10. Contienen poco sodio y mucho potasio, lo que fuerza a nuestro cuerpo a eliminar el exceso de líquidos junto con las sustancias de desecho por la orina.

11. Son una importante fuente de vitaminas y otros compuestos bioactivos.

¿Frutas para todos?

Según la nutricionista de Clínica Santa María, Marcela Cosentino, las porciones y el tipo de fruta que se consume depende de las patologías que pueda tener cada paciente, así por ejemplo para una persona con buena salud se recomiendan dos a tres porciones al día, completando con dos a tres porciones de vegetales también.

Las restricciones:

Sobrepeso. En el caso de ser obeso o tener sobrepeso, se recomiendan sólo de dos a tres veces a la semana frutas como plátano, uvas e higos.

Resistencia a la insulina. Cosentino advierte también que para las personas que padecen resistencia a la insulina (pre-diabetes) se restringen algunas frutas dos a tres veces a la semana, como la piña, el plátano y la sandía.

Diabetes.
En el caso de una persona que tenga diabetes, debemos tener mucho cuidado, ya que  en exceso, puede significar un aporte elevado de azúcares simples que repercutan sobre la glicemia.

Enfermedad renal. En el caso de enfermedad renal se prohíbe el plátano, uvas, nísperos, naranja y melón, según advierte la nutricionista. En personas con enfermedades renales, ciertas  frutas crudas en exceso pueden significar un elevado aporte de minerales que alteren el equilibrio electrolítico.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.