*


A solas con Cristián Riquelme

Por Camila Essus

Acostumbrado a una agenda movida, Cristián Riquelme desde pequeño ha debido enfrentar grandes cambios. El primero de ellos fue una migración familiar desde la capital, a Puerto Varas, donde terminó sus estudios para partir a San Francisco, EEUU, por un año. Al volver a Chile su vocación profesional algo confusa lo llevó a estudiar Comunicación Audiovisual e Ingeniería por cortos periodos. Al poco tiempo se daría cuenta de su vocación actoral y decidiría dedicarse de lleno a eso. ¿Si costó? Confiesa que no, por haber tenido siempre el respaldo de sus padres “tengo una familia que apoya mucho las elecciones personales porque sabían que me iba ir bien. Cuando uno tiene fé y pasión en un proyecto eso se traspasa”.

En plena grabación de su doceava teleserie, el actor evalúa su momento actual y se atreve a contar parte de su intimidad a Biut. A continuación, todos los detalles.

El trabajo

¿Cómo ves el desafío de enfrentar un protagónico en tu actual proyecto?
Requiere disciplina, pasión y mucho entusiasmo. Un personaje que es protagónico graba más, tiene más matices, está más vinculado a la historia y eso requiere de mucho trabajo en la casa, ver cómo habla el personaje, ver cómo se mueve y de relación con los otros personajes que es importante ir armándola.

¿Cuál crees que ha sido tu mayor logro actoral?

Haber actuado en “La casa de los espíritus”, haber reemplazado a Pancho Melo en una obra de teatro de 2 horas y media y sin duda lo que estoy haciendo ahora.

¿Cómo descubriste esa veta actoral?
La veta se descubre, tiene que ver con un ejercicio de voluntad, como el mundo me veía a mi. Cuando los padres que son los que te apoyan y financian en esto te ven decidido y con ganas lo comparten.

Haz interpretado varios papeles televisivos en tu carrera ¿Prefieres hacer del bueno o del malo?
Llevo 9 años en teleseries y a mí me acomodan los personajes de comedia. Este personaje que es más serio, con un tipo de actuación bien realista, entonces es un mayor desafió para mí, porque lo que me acomoda es hacer comedia, a los personajes simpáticos, taquilleros. Pero este es un tipo serio, galán y bien manipulador por lo que es un desafío mayor.

¿Tienes algún personaje que recuerdes con especial cariño?

Yo recuerdo al Johnny, el personaje de Hijos del Monte, porque me pasó que en un momento partió como un personaje más resentido por el lado de la relación que tenía con su señora, porque ella era bien cuica entonces traté de trabajar un cambio, de interpretar a una persona humilde de campo que lo único que quería era hacer feliz a su señora. Entonces hubo una suerte de reciprocidad con la gente por lo tierno que era este personaje. Cómo trabajaba para ella, para tener a su señora contenta. Y eso pasó hace tres años que no es mucho pero la gente siempre lo recuerda y yo lo hice con mucho cariño porque era muy tierno.

“Soy una persona que me relaciono mucho con el humor y los personajes de comedia los entiendo, los agradezco, los quiero y les doy mucha atención. Por eso me siento que mejor con ellos”.

¿Crees tener alguna tarea pendiente en televisión, teatro o cine?
He tenido la suerte que las cinco obras de teatro que he estrenado en los últimos cinco años me ha ido excelente, he tenido muy buena crítica. He pasado de duro con El amateur que fue un exitaso y La casa de lso espíritus, han sido todos proyectos protagónicos y me siento muy feliz por eso. Se me han presentado tres proyectos más en teatro, dos para este año y uno para el próximo y lo que sí tengo pendiente es hacer cine. Hize una vez un papel con Ominami pero me interesa hacer más. No me han ofrecido, huno una posibilidad de conversar pero no se concretó. Me gustaría indagar más en ese ámbito.

Las mujeres

Amante de las conversaciones eternas, en lo amoroso Cristián siempre ha gozado de bajo perfil. Con el tiempo se ha ganado el cariño de la audiencia femenina, ya sea por sus personajes interpretados o singular humor, lo cual agradece y acepta que le ha facilitado el trabajo en cuanto a terreno amoroso se refiere. Y aunque las prefiere rubias, confiesa estar más abierto a todo tipo de mujeres…. y para aquellas que aún lo desean malas noticias! Estado: Felizmente pololeando.

¿Cómo haz manejado este atractivo desde que saltaste a la fama?
Es un cambio que la gente tiene con uno, y uno también porque la pega de los actores en general llama la atención, entonces cuando sales la gente te mira y eso te hace sentir importante.

Yo creo que el trabajo es doble, porque yo en algún momento me creí el cuento, me sentí un tipo importante cuando no lo era, la única importancia que tenía era que salía y la gente me miraba en las calles. Pero cambié, fue difícil pero ya me pegué el alcachofazo, puse mis pies sobre la tierra y sé como se maneja eso. Ahora me volví a reencontrar con amigos de la infancia, a disfrutar de las cosas sencillas y de dineros y bondades la mitad de las mitades (como dice el dicho).

¿Tienes alguna técnica de conquista?
Sí, a mí me funciona mucho el humor, la atención y pasión por las cosas que hacer: Eso sirve en cualquier atmósfera. Y lo otro es el humor. A mí el humor no me falla.

Una característica esencial que deba tener tu mujer ideal…
La tolerancia, porque es la base de una relación duradera, la tolerancia y el respeto mutuo.

¿Qué es lo que más te gusta hacer en pareja?
Conversar largas horas, dar largas vueltas al mundo darle una vuelta, revolverlo, volverlo a sentar, reventarlo de nuevo y volverlo a la base y han pasado tres horas y te diste cuenta que el tiempo voló sin música, sin televisión, sin ningún aparato prendido. Solamente una buena conversación, es lo que más me gusta.

Estilo

Vergonzoso para asumir sus cualidades y muy sencillo a la hora de responder sobre su sello personal, Cristián reconoce ser un hombre enchapado a la antigua y muy tradicional. De vestimenta, gusto y mucho más.

¿Cuál es la parte de tu cuerpo que más te gusta?
Genial! (entre risas) Yo creo que mis manos, son gigantes, tengo mucha fuerza y muchas personas me han dicho que las tengo bonitas.

Tu marca de ropa favorita es…
Ninguna, pero en cuanto a mi estilo, cada vez que van pasando los años me gustan más las cosas antiguas, los chaquetones antiguos, los pantalones viejos, los bototos antiguos de cuero. Donde las cosas se hacían de verdad y con verdad, y no hoy día que todo es plástico, sintético y muy desechable.

Tu lugar predilecto en Santiago…
Me gusta andar en bicicleta por el Cerro San Cristóbal.

Playa o campo…
La playa, porque Chile es un lugar privilegiado que mezcla campo con playa, donde hay buenas olas para surfear y el campo llega hasta la orilla misma, y eso es maravilloso. Además, en 2005 tuve la oportunidad de hacer Versus, ¡me invitaron a surfear y no me bajé más de la tabla!

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.