*


¡Adiós a las dietas yoyó!

Por Biut y Agencias

Durante este mes hay muchos excesos en cuanto a la comida, pero también es el mes en que comienza la primavera y, con ella, el calor y la ropa más desabrigada. La solución para muchos es optar por las dietas extremas, terminar con todo carbohidrato existente, comer pura lechuga, saltarse comidas y, en general, morir de hambre para poder obtener en poco tiempo la figura deseada. Pero ojo, que este tipo de regímenes están muy lejos de ser la dieta ideal.

¿Por qué las dietas yoyó son tan malas?

La nutricionista del Spa Mundo Curvas, Fernanda Valenzuela, explica que cuando se sigue una dieta muy baja en calorías el cuerpo cree que hay escasez de comida y empieza a quemar menos calorías, o sea baja el metabolismo.

Pero el problema viene luego de dejar la dieta, según explica la profesional: “El hambre aumenta y se engorda fácilmente. Todas conocemos a alguien que se puso a dieta, adelgazó y luego engordó más que lo que estaba anteriormente”.

Otro aspecto negativo de estas dietas es que al perder peso rápido, si la persona no hace ejercicio, el rostro y cuerpo se ponen flácidos, y la flacidez del busto y rostro pueden ser permanentes.

¿Cómo reconocer una dieta saludable?

La especialista Fernanda Valenzuela entrega algunos tips para evitar caer en estas dietas.

•    Las dietas que prometen resultados rápidos generalmente no son saludables y son muy difíciles de seguir. Aléjate de ellas.

•    Para adelgazar de forma saludable y alcanzar la figura que deseas necesitas dieta y ejercicio. No hay forma de esquivar el ejercicio.

•    Una dieta saludable no elimina grupos de alimentos ni te deja hambrienta todo el día. Es preferible perder peso paulatinamente para que sea sostenible.

•    Lo más importante es alcanzar la meta de vivir de forma saludable en el peso correcto y no adelgazar rápido.

Tips para estar en forma y sin efecto yoyó

¡Lo que esperabas! Sigue estos consejos para una vida saludable y alejada de dietas extremas.

•    Tomar como mínimo dos litros de agua al día

•    No mezclar los carbohidratos con las proteínas, pero tampoco eliminar por completo los primeros, porque son los que dan energías a nuestro cuerpo.

•    Comer cinco veces al día, divididos en un buen desayuno, una pequeña colación, almuerzo, colación y cena. Esta última debe ser liviana.

•    Consumir la última comida antes de las 20 horas y por lo menos tres horas antes de acostarte, así alcanzas a quemar las calorías consumidas.

•    Si eres sedentaria, sal a caminar o trotar unos 30 minutos tres veces a la semana, eso ya comenzará a cambiar tu vida.

•    Cuando inicies una dieta no mueras de hambre. Para evitar esto sirven las colaciones y las porciones pequeñas de comida, pero no sólo lechuga, cada plato debe contener los nutrientes necesarios.

•    Evita el alcohol

•    Elimina de tu dieta las bebidas con gas, verás que con sólo este acto tendrás grandes resultados.

 

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.