*


Artistas de galerías de Vitacura venderán obras en Persa Biobío

Por Biut y Agencias

Obras de arte a mitad de precio, colgadas en ganchos de ropa y envueltas en plástico, listas para llegar y llevar. Cada artista tendrá su propio puesto, como si se tratara de una feria de las pulgas. Esta es la apuesta de las galeristas Carmen Momberg y Carolina Musalem, las gestoras del primer Persa del Arte, que se realizará el 2 y 3 de julio, en la galería Factoría Santa Rosa, justo arriba de un galpón del tradicional mercado de calle Biobío.

Según Momberg, directora de la galería online www.kunst.cl, la idea es “ampliar el público y sacar a los artistas del circuito tradicional”. Para eso, se han convocado talentos reconocidos, como Bruna Truffa, Rodrigo Cabezas, Gonzalo Ilabaca y José Santos Guerra, entre otros. “Serán cerca de 30 artistas de todas las épocas y estilos, que llevarán trabajos de pequeño y mediano formato, como pinturas en tela y papel, grabados, serigrafía o escultura”, dice Momberg. Según ella, habrá cerca de 1.000 obras disponibles y, lo extraordinario, es que tendrán un tope de precio máximo: ninguna superará los $ 100 mil.

La iniciativa tendrá lugar en la galería de arte -dirigida por Musalem- que abrió en noviembre del año pasado. Esta se instaló en las oficinas de una antigua fábrica textil que funcionó en el lugar desde los 50 hasta hace unos cinco años.

“En los galpones del primer piso hay un persa de antigüedades y productos de computación. Pero a fines de 2010 abrimos esta galería”, cuenta Musalem.

La fórmula dio resultado. Partieron con la idea de montar una exposición al año, pero éstas ya se van cambiando cada dos meses. “Ahora vamos a probar con el formato de Persa del Arte. La idea sería replicarlo dos veces más durante el año”, explica la galerista.

Lejos de Alonso de Córdova

El artista Rodrigo Cabezas anticipa que este formato “permite que el arte circule por nuevos barrios y cambie su eje de ubicación habitual. En el fondo, sacarlo del sector de Alonso de Córdova”, dice Cabezas.

Además, se mezclará lo popular con el arte contemporáneo. “Seguro que va a llegar gente de todos lados: algunos que nunca han ido al persa; otros que no tienen contacto cercano con el arte. Así, se logra, por un lado, recuperar espacios de la ciudad y, al mismo tiempo, masificar el arte. Para la ocasión, Cabezas expondrá una serie de grabados que habitualmente vendería a $ 200 mil. “Van a estar a mitad de precio”, dice.

La misma opinión tiene el artista Hugo Cárdenas, también presente en la lista de convocados: “Es una manera de democratizar el arte, ya que va dirigido a un público que no suele visitar las galerías tradicionales”.

Además de artistas contemporáneos, habrá algunos exponentes populares, como Zenen, el diseñador de los antiguos carteles de micro. “El siempre hace los letreros de las exposiciones y ahora mostrará algunas de sus obras”, remata Musalem.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.