*


Cambios en el estilo de vida podrían prevenir la diabetes

Por Biut y Agencias

¿Es posible prevenir la diabetes mellitus 2? Una de las causas del aumento de diabéticos es el exceso de peso y sedentarismo de la población. Por esto, la prevención de esta enfermedad y las complicaciones que ésta acarrea deben ser una prioridad, según asegura Erwin Núñez, académico de la Escuela de Nutrición y Dietética de la U. Andrés Bello.

Según explica Núñez, existe hace 20 años evidencia suficiente que respalda que la prevención de la diabetes es posible con cambios de estilo de vida. Estos pueden retardar o prevenir la DM2 en individuos pre-diabéticos, así como en aquellos con alto riesgo de desarrollar la enfermedad, aún cuando las glicemias sean normales en el momento de la pesquisa. Los diferentes estudios han demostrado que la disminución del riesgo de la patología varía entre un 29% y un 63%.

Pero ¿qué tienen en común estas intervenciones que resultaron exitosas en la disminución de la diabetes? Según el académico, “todos los grupos sometidos a intervención recibieron instrucciones alimentarias para reducir el peso, planes estructurados de ejercicios físicos y visitas periódicas del equipo de salud para controlar el cumplimiento de las indicaciones. El tiempo de estas modificaciones se prolongó entre 3 y 6 años aproximadamente”.

Según datos de la Encuesta Nacional de Salud 2010, en nuestro país la cantidad de personas con esta enfermedad metabólica, es de un millón doscientas mil personas, lo que equivale al 9,4% de la población adulta de Chile. En 2003 esa cifra no superaba los 700 mil diabéticos.

Algunos investigadores incluso recomiendan una disminución de 5-7% del peso corporal, con una reducción de 500-1.000 calorías en la dieta habitual (dependiendo de cada caso). También sugieren aumento de la actividad física diaria, al menos 30 minutos de ejercicio moderado de tipo aeróbico como caminata, bicicleta, trote, natación o baile.

“Los cambios en el estilo de vida, basados en una dieta saludable y actividad física regular, con una moderada reducción de peso y dentro de un programa bien estructurado constituyen las medidas más exitosas”, subraya el experto. “El desafío es mantener estos cambios en el largo plazo y transformarlos en un nuevo estilo de vida”, agrega.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.