*


Carly Fiorina, la agresiva ejecutiva que saltó a la política

Por Biut y Agencias

Carly Fiorina es una mujer que libró duras batallas, tanto en el mundo empresarial como en su vida personal, y que ahora afronta una de las más difíciles, convertirse en la primera senadora republicana por California.

Fiorina, de 56 años, saltó a la fama cuando se convirtió en 1999 en la consejera delegada de Hewlett-Packard (HP), cargo que ejerció hasta 2005 y que la convirtió en la primera mujer que dirigía una de las 20 mayores compañías del mundo, según la lista de la revista Fortune.

Tras salir de la empresa, Fiorina coqueteó con la política durante la campaña presidencial de 2008, cuando se convirtió en la principal consejera en materia económica del senador John McCain, candidato a la presidencia del país por el partido republicano.

Fue tras esta experiencia cuando comenzó uno de sus “annus horribilis” en lo personal, pues sufrió la pérdida de una de sus hijas y se le detectó un cáncer de mama, que pudo superar tras someterse a una doble mastectomía y a un tratamiento con quimioterapia y radiación.

ARENA POLITICA
Ahora, la aguerrida Fiorina quiere batirse en la arena política, y lo hará tras haber vencido en las primarias de junio a dos pesos pesados del “Tea Party“, el ex congresista Tom Campbell y Chuck DeVore.

No obstante, para llegar a ocupar el escaño del Senado al que aspira, Fiorina tiene que enfrentar a todo un miura: la senadora demócrata Bárbara Boxer, que mantiene su escaño desde 1992.

Fiorina aspira a ser la primera republicana que se convierte en senadora por California, y para ello apuesta por su verbo fiero y combativo, además de un mensaje claro: “Los pequeños negocios y los empresarios nos liderarán en estos tiempos difíciles”.

Sin embargo, los pronósticos están en su contra, principalmente los que atañen a la población hispana.

ENCUESTA
Según una reciente encuesta realizada por el Instituto de Política Pública de California (PPIC, por su sigla en inglés), Boxer cuenta con el respaldo del 43 por ciento de los votantes, por un 38 por ciento que se decanta por Fiorina. El 17 por ciento restante se muestra indeciso.

La diferencia se hace mayor entre los hispanos. El 52 por ciento se inclina por Boxer frente al 17 por ciento que tiende hacia su rival.

Un anuncio para televisión en español financiado por Boxer critica que Fiorina despidió a 30.000 trabajadores durante su época en HP, exportó miles de puestos de trabajo desde California a China, está en contra de una reforma migratoria y apoya la Ley de Arizona.

DEFENSA
A través de su web la republicana manifestó que HP casi dobló el número de empleados en todo el mundo desde que ella se hizo cargo de la empresa en 1999, pasando desde los 84.400 de entonces a los 150.000 de 2005, y explicó que los despidos tuvieron que ver con la fusión de la empresa con Compaq.

Además acusa a Boxer de implantar políticas que incluyen altos impuestos corporativos y más regulaciones, lo que en su opinión provoca el traslado de trabajos a otros países, y aboga en materia migratoria por la aprobación de los proyectos de ley conocidos como “AgJobs” y “Dream Act“.

“Trabajar en una reforma migratoria no ha funcionado. No es el camino correcto. Si no, ya la tendríamos. Tenemos que asegurar la frontera y alcanzar un programa de trabajo que funcione”, mantiene Fiorina.

El proyecto “AgJobs” permitiría la legalización de poco más de un millón de trabajadores del campo en EE.UU., la mayoría de ellos inmigrantes, mientras que el “Dream Act” beneficiaría a estudiantes indocumentados que aspiran a una educación universitaria y que reúnen ciertos requisitos.

BACKGROUND

Nacida en Texas, hija de un profesor de Derecho y una pintora abstracta, Fiorina se hizo un nombre a sí misma subiendo todos los escalones posibles desde que comenzó como secretaria en la firma Marcus & Millichap.

Tal y como se explica en su biografía, Fiorina, licenciada en filosofía e historia medieval, con un MBA en negocios y otro en administración, se unió a AT&T en 1980 como becaria y alcanzó años después el puesto de vicepresidenta ejecutiva de la empresa, encargada de la supervisión de la división de sistemas y hardware.

En 1995 se incorporó a la dirección de Lucent y tres años más tarde ya era considerada “la mujer más poderosa en los negocios” por la revista Fortune y estaba entre las diez más destacadas por Forbes en 2004.

Como directora ejecutiva de Hewlett-Packard lideró la renovación de la empresa a pesar de la burbuja de las ‘”punto com” y de la peor crisis tecnológica en décadas.

Fiorina reside en la elitista zona de las colinas de Los Altos (California) junto a su esposo desde hace 25 años, Frank, un amante de las armas, y sus dos yorkshire terrier: Max y Snickers. El matrimonio, que perdió en octubre de 2009 a una de sus hijas, tiene otra hija y dos nietos.

Anteriormente estuvo casada con Todd Bartlem desde 1977 hasta 1984.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.