*


Chile dice no al testeo en animales

Por Biut y Agencias

Para evitarles innecesarios sufrimientos a los seres más indefensos del planeta, a partir de hoy, la marca internacional Lush se unirá en conjunto con la Humane Society International para desarrollar la primera campaña internacional que prohíbe el testeo de cosméticos y sus ingredientes en animales.

La campaña incluye recolección de firmas para plasmar una petición formal ante la Comunidad Europea sobre esta legislación, de manera de expresar rechazo ante su poca aplicación.

Para participar de esta noble iniciativa sólo debes mandar un mail a noaltesteoanimal@lush.cl y, así, plasmar tu apoyo. A cambio, recibirás información sobre esta realidad en el mundo y las consecuencias que sufren los animales al ser sometidos a él, donde por ejemplo miles de conejos, ratones o conejillos de indias quedan ciegos o mueren sólo para probar una barra de labios o un champú.

El próximo martes 24 de abril a las 13:00 horas todos quienes quieran expresar su más absoluto rechazo a esta cruel realidad, podrán ir a las tiendas de Lush de Moneda y Parque Arauco para agregar su firma en las vitrinas.

“Si bien existe esta ley existe en Europa, lamentablemente hemos visto que ésta se ha visto amenazada. Por eso hoy buscamos crear conciencia sobre la realidad nacional, dado que en Chile desconocemos totalmente el tema”, explica Jacqueline Varas, gerenta Comercial de LUSH Chile – marca que ya se ha incorporado al proyecto.

Por su parte, Troy Seidle, director de investigación y toxicidad de Humane Society International, sostiene que: “Las pruebas en animales son el feo secreto de la industria de la belleza. Miles de animales como conejos y ratones siguen siendo víctimas de las pruebas químicas de envenenamiento sólo para producir labiales nuevos y shampoo, y eso es simplemente inaceptable en una sociedad moderna.”

Las marcas de belleza que se han adherido a la campaña y Humane Society International creen que testear en animales para producir nuevos cosméticos o ingredientes es moral y científicamente injustificado. Los animales son sometidos a considerable dolor y estrés durante los test de toxicidad. Incluso hembras preñadas y sus bebés no nacidos son envenenadas químicamente.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.