*


Clínicas apuestan por la vanguardia

Por Biut y Agencias

Para algunos el solo olor de la anestesia al entrar a la consulta odontólogica o el ruido de las máquinas que se escuchan desde la sala de espera ya los hace odiar tener que realizarse algún control. Ir al dentista cuesta -no sólo en términos económicos-, por lo que las clínicas están haciendo lo posible por hacerlo menos traumático.

sigue leyendo esta nota aquí

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.