*


Combate el estrés post vacaciones

Por Biut y Agencias

Para muchos, es una tarea complicada mientras que otros lo superan de mejor manera. En cualquier caso, volver al trabajo después de las vacaciones se transforma en un drástico cambio, que incluso puede tardar semanas.

Para normalizar las jornadas es importante sobrellevar el regreso de manera positiva, generar instancias de recreación para evitar lo que los expertos llaman el síndrome postvacacional asociado a episodios de angustia, ansiedad, cansancio, desgano o tristeza.

Según María Angélica Zulic, gerente general de Laborum.com, no es bueno asociar la vuelta a casa netamente al tema laboral, pues también se relaciona con otro tipo de cosas positivas como el reencuentro con amigos, los seres queridos, la estabilidad horaria y la tranquilidad, que pueden ayudar a que el retorno de vacaciones sea menos drástico.

Ser pesimistas y lamentarse por el término de los días de descanso no contribuye en nada y no cambia las cosas. Además, se deben tener presentes los aspectos positivos que tiene el trabajo y las satisfacciones que nos aportan.

Zulic aconseja tomar ciertas medidas para reincorporarse adecuadamente al empleo y volver renovados a conectarse nuevamente con las labores.

Por ejemplo, hacer una transición antes de regresar al trabajo. No es bueno retornar del periodo de descanso el día antes de incorporarse a la oficina, tanto para lograr una adaptación psicológica como para poder hacerse cargo de todos los asuntos prácticos como ir al supermercado, lavar la ropa, etc. Lo ideal es planificar al menos dos días del final de las vacaciones como período de adaptación previo a la reintegración al trabajo.

También es necesario buscar actividades agradables. “Si la situación económica después de estos días de relajo no es muy buena, se pueden planificar panoramas que no impliquen gastos como por ejemplo ir al parque, leer un libro, hacer actividades al aire libre, entre otras. Esto hace que el trabajo no se vuelva tan pesado y  no se haga tan larga la espera a las próximas vacaciones”, dice Zulic. Es importante que se gocen y valoren los momentos de descanso enfocándose solo en eso y no en los temas laborales.

Por otro lado, la primera semana laboral de vuelta de vacaciones se hará dura y más larga de lo normal. Para que esto no ocurra, sería bueno en lo posible reincorporarse a mitad de semana para aclimatarse de mejor manera y evitar el exceso de trabajo. Se recomienda que en los primeros días se realicen funciones rutinarias, como revisar y contestar correos, devolver llamados y ponerse al día con las nuevas noticias de la empresa. “No se puede pretender resolver el primer día todo el trabajo acumulado durante el período de descanso”, expresa la gerente general.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.
Grupo Copesa