*


¿Cómo debe alimentarse una embarazada?

Por Biut y Agencias

Si bien las fiestas de fin de año en muchos casos conducen a excesos alimenticios, una mujer embarazada debe tener el doble de cuidado en lo que se refiere a la comida durante los 9 meses de gestación, sobretodo durante este periodo de festividades. ¿Por qué? En Biut, conversamos con el doctor José Andrés Poblete, gineco-obstetra de Red Salud UC, quien explicó cuáles son los cuidados y a qué tipo de alimentos estar atentas para no subir más de la cuenta.

ANTOJOS SI (pero con precaución)…

Tentarse producto de la diversa oferta gastronómica durante este periodo del año no es un pecado mortal para las embarazadas, siempre y cuando no se excedan en las cantidades y se abstengan de comer alimentos que son potencialmente peligrosos para el bebé en formación. En ese sentido -por ejemplo- por muy fuerte que sea el antojo de comer ciertos alimentos como mariscos crudos, lo mejor es reemplazar ese plato por uno cocido o simplemente postergarlo hasta después de que nazca el futuro hijo.

¿Grandes cantidades?

Uno de los mitos más populares relacionados con el embarazo es que hay que comer de forma abundante, independiente de la edad gestacional. “Eso es un error, dado que en las primeras 12 semanas se produce una disminución del apetito, lo cual -unido a las náuseas características de ese periodo- aumentan la frecuencia de los vómitos y el malestar abdominal. Es por eso que en el primer trimestre, la embarazada debe comer lo que pueda y lo que quiera, sólo con el objetivo de sentirse mejor durante esas semanas”, señala el especialista de Red Salud UC.

Necesidad de ácido fólico

Lo ideal es comenzar su ingesta antes de embarazarse. Este elemento es clave en el periodo embrionario, ya que participa de una serie de procesos referidos a la organogénesis, explica el especialista. “Su uso sistemático permite reducir en un 50% el riesgo de malformaciones del Sistema Nervioso Central”. El ácido fólico se encuentra en las harinas, pero también puede consumirse en forma de suplemento nutricional.

¡Ojo con las sustancias prohibidas en el embarazo!

“Las mujeres embarazadas deben modificar sus conductas de consumo de alcohol y tabaco y poner atención a alimentos y formas de consumos de ellos para proveer un ambiente protegido de desarrollo al feto”, señala José Andrés Poblete.

Los principales tóxicos que deben ser evitados durante el periodo de gestación son el tabaco, el alcohol y las drogas. Todos ellos están involucrados en la generación de malformaciones.

El alcohol no tiene una dosis mínima segura, es por ello que su prohibición debe ser permanente en todo el embarazo, pues se le considera como la primera causa exógena de retardo mental.

El tabaco, además de teratogénico (capaz de causar una alteración morfológica o funcional al feto), está ligado a producir placentas de mala calidad, que impiden el crecimiento normal de los fetos. Su uso también debe ser desaconsejado fuertemente en cualquier trimestre del embarazo.

ALIMENTOS PROHIBIDOS

Lo que las embarazadas deben evitar es básicamente aquellos productos que pueden ser promotores de infecciones transmitibles al feto, como la Toxoplasmosis y la Listeriosis, que encuentran aquí su mecanismo de generación. “La toxoplasmosis es una enfermedad considerada una zoonosis, lo que significa que se transmite habitualmente desde los animales a los seres humanos a través de diferentes vías de contagio, siendo el gato y otras especies de felinos los portadores”, agrega el gineco-obstetra.

Medidas de prevención. Seguir normas generales de higiene, para evitar la transmisión por alimentos o agua contaminada; no consumir carne cruda o poco cocinada y evitar el contacto con heces de gato.

En tanto, la Listeriosis, enfermedad que puede ser mortal para los fetos, se adquiere generalmente durante el consumo de alimentos que contienen la bacteria llamada Listeria monocytogenes. El doctor Poblete señala que es más común en alimentos poco preparados, como la leche cruda, los quesos elaborados con esta leche, la carne cruda o mal cocinada, las verduras crudas, los embutidos, patés, quesos frescos o poco tratados (como el camembert o brie).

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.