*


¡Conoce la dieta cardiosaludable!

Por Biut y Agencias

La obesidad, el colesterol y la hipertensión, podrían reducirse si adoptamos unos nuevos hábitos a la hora de alimentarnos, apostando por una dieta cardiosaludable. Desde ahora, reducir el riesgo de padecer enfermedades del corazón podría estar en nuestras manos y sólo depende de algunos cambios en nuestros hábitos de vida y alimentación.

Según Ana Paula Rodrigues, nutricionista del Centro Médico Vidaintegra, una alimentación cardiosaludable consiste en una alimentación variada y balanceada en base a la pirámide alimentaría.

ALGUNOS CONSEJOS ALIMENTICIOS


  • Consumir fruta y verdura en la dieta diaria (al menos cinco porciones entre frutas y verduras)
  • Tomar cereales, especialmente integrales
  • Elegir productos libres de grasa: aves sin piel ni grasa, carnes magras y pescados
  • Aliñar las ensaladas, preferentemente con aceite de oliva virgen
  • Buscar el equilibrio entre el número de calorías que ingerimos diariamente con la cantidad que utilizamos en la actividad diaria. Es básico tener presente que tipo de trabajo y estilo de vida llevamos; si somos sedentarios quemamos menos calorías
  • Limitar el número de comidas altas en calorías
  • Limitar el número de comidas altas en calorías
  • Reducir el consumo de productos con grasas hidrogenadas (están muy presentes en alimentos pre-cocinados e industriales).
  • Moderar la ingesta de sal. Para potenciar se pueden utilizar especias.
  • Moderar la ingesta de sal. Para potenciar se pueden utilizar especias.
  • Controlar y reducir el consumo de bebidas alcohólicas.

DESAYUNO CARDIOSALUDABLE

De acuerdo a la especialista, el desayuno es una comida vital ya que es el primer alimento del día y el más importante. “Un buen desayuno nos da energía para enfrentarnos a las tareas diarias y lo ideal es que nos proporcione vitaminas, minerales, fibra, proteínas y grasas beneficiosas para nuestro organismo”, asegura la nutricionista.

Un buen desayuno es capaz de ayudarnos a prevenir las enfermedades del corazón y mantenernos en plena forma. Hacer un desayuno cardiosaludable consiste en evitar el consumo de grasas perjudiciales para el corazón y el sistema circulatorio, frenar el abuso de los productos industriales o precocinados.

Los productos que deben estar presentes en el desayuno cardiosaludable son:

  • Pan: blanco y de preferencia integral ya que es rico en fibra. Está demostrado que el consumo de fibra disminuye las enfermedades cardiovasculares
  • Azúcar: está presente en la fruta y algunos lácteos; aporta toda la energía del hidrato de carbono
  • Miel: sana y nutritiva, da energía
  • Fruta: están llenas de vitaminas, potasio y mucha fibra
  • Leche y derivados: de preferencia de descremados fundamentales para el crecimiento por su aporte de calcio. Aporta proteínas, grasas, vitaminas A y B y minerales
  • Cereales: son fuente de hidratos de carbono, fibra y vitaminas
  • Aceite de oliva virgen: previene las enfermedades del corazón, favorece el aumento del colesterol HDL o “bueno” y tiene vitaminas A y E. Se puede untar el pan

La especialista aclara que en el caso del azúcar el consumo en pacientes obesos debe ser restringido. En el caso de los pacientes con triglicéridos altos se debe moderar, el consumo de miel, masas y alcohol por su alto contenido de azúcar.

“El desayuno cardiosaludable es fácil, rápido y barato”, concluye la nutricionista.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.