*


Consejos para estar más saludable y ahorrar dinero

Por Susan Bowerman

Si revisas cualquier reportaje sobre cómo la lucha por la economía puede afectar tu salud, podrás darte cuenta que muchas de ellas son muy negativas. Lo que más se menciona es que cuando hay poco dinero, la gente gasta menos en productos caros como frutas frescas y vegetales, cancelan sus memebresías a los gimnasios o consumen más productos altos en calorías y alcohol. Y comienzan a cenar productos menos sanos -pero más baratos- como la comida rápida. Así que me puse a pensar: ¿existirán algunas lecciones que podamos aprender de como ahorrar dinero sin dejar de ser saludable?

Caminar o andar en bicicleta para ahorra en bencina: Cuando tengas cosas que hacer y que estén a una distancia razonable para ir caminando, ¿por qué no ahorrar dinero en bencina y hacerlos caminando o andando en bicicleta? Es una manera muy fácil para hacer actividad física extra durante el día. Piensa en cosas de tu rutina que no necesiten el auto. Yo dejé mi membresía al gimnasio y la suscripción al diario y ahora todas las mañanas voy a comprar el diario en una caminata de 45 minutos que hago todos los días.

Más comidas en casa con tu familia: Hay muchas cosas positivas que salen de esta idea. Para empezar, cuando cocinas en tu casa tienes más control sobre la calorías que llevan tus comidas -así que puedes preparar comida con menos grasa y sodio que las que venden en cualquier restaurante. Además es una muy buena manera de pasar un tiempo extra con tu familia. Estudios demuestras que los niños que comen regularmente con sus familias tienen alimentación más sana y tienen un mejor desempeño en el colegio.

Ser más vegetariano: La carne, el pescado y el pollo pueden significar una gran parte de tu presupuesto en comida. Puedes comer cosas más vegetarianas como legumbres o usar tofo en lugar de carne.

Cultiva en tu hogar: Sí, puede tomar un tiempo, pero cuando tienen un pequeño espacio en tu patio puedes ahorrar dinero. Lechugas y espinacas son fáciles de cultivar y puedes cosechar semana tras semana. Hierbas frescas pueden ser muy costosas de comprar, pero puedes cultivarlas fácilmente afuera de tu ventana. Las hierbas no solamente tienen muchas vitaminas y antioxidantes, además agregan mucho sabor lo que significa que puedes reducir el consumir de grasa y sal.

Menos gastos en bebidas: Puedes quitar muchas calorías cortando el consumo de bebidas y café y además estarás ahorrando mucho dinero. Hazte el hábito de comer más frutas y tomar menos jugos. El 100% de los jugos de frutas son caros y no traen la fibra que te aportan la fibra de las frutas.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.