*


Cuidado con los rayos UV y los tumores oculares

Por Biut y Agencias

Si  bien la mayoría de la gente sabe y se preocupa de proteger la piel de los rayos UV, también es necesario que se tome conciencia sobre el cuidado de los ojos. Durante la temporada primavera verano es de suma importancia un 100% de protección para la vista cuando se realicen actividades recreativas al aire libre, deportes, o simplemente, para el día a día. Estudios demuestran que una exposición sin protección es el factor principal en la génesis de tumores y otras patologías que comprometen la salud visual a lo largo de la vida.

Cáncer del ojo

El cáncer basocelular, que se presenta especialmente en la cabeza y el cuello por ser las zonas más desprotegidas del cuerpo es el tumor maligno más frecuente de piel y párpados. Es el 90% de los tumores malignos de párpados en USA y 20% de todos los tumores palpebrales y es más común en adultos de piel clara entre los 50 y 80 años pero también puede presentarse en los más jóvenes, entre 20 y 40 años, con  5 a 15 %.  Las personas blancas, de ojos claros, demasiado expuestos a la luz solar y con antecedentes familiares de cáncer de piel son los más afectados. Si se reseca o extirpa precozmente, la mayoría de las veces se puede curar ya que rara vez da metástasis. Si se deja evolucionar sin control, las consecuencias pueden ser fatales.

El Melanoma es otro tumor maligno y representa el 1% de los casos. En la mayoría de los casos, se presenta intra ocularmente y es un tipo de cáncer agresivo que puede afectar varias partes del ojo: el párpado, la órbita, el iris, la coroides, entre otros. Si no se detecta a tiempo se puede diseminar rápidamente, según lo que explica el Dr. Alex Soto, oftalmólogo de Puerta del Sol. Este cáncer puede darse únicamente en el ojo o puede hacer metástasis a otro lugar en el cuerpo, pero también puede comenzar sobre la piel u otros órganos y llegar al ojo.  Dentro de los síntomas podemos encontrar, ojos saltones, cambios en el color del iris, visión deficiente, enrojecimiento y dolor. Los tratamientos van desde láser o radioterapia, si el tumor es pequeño, aunque en algunos casos es necesario extirpar el ojo.

Para no llegar a esto, la manera más fácil es prevenir de forma conciente, evitando la exposición excesiva y directa a la luz solar, especialmente en las horas en que son más intensos (11 am a 14 pm), además usar lentes de sol, verificando que tengan protección contra los rayos UV, enfatiza el especialista de Puerta del Sol.

Tips de cuidados

-Los lentes de sol deben tener filtro contra los rayos ultravioletas (UV).
-Utilizar lentes de sol no sólo en época de primavera – verano. Durante los días nublados también afectan los rayos UV.
-Los lentes fotosensibles son una buena opción, ya que se oscurecen según la cantidad de rayos UV.
-Adquiere tus lentes de sol en ópticas o lugares especializados.
-Exige la garantía del fabricante que avale las especificaciones del producto.
-Ojo con las imitaciones y los lentes de cuneta.
-Complementar el uso de lentes de sol, con sobrillas, viseras o gorros al realizar actividades deportivas o al estar en exposición directa, por ejemplo en la playa.  Así protegemos la parte superior, inferior y los laterales de nuestros ojos y que nos son cubiertos por los lentes.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.