*


¡Cuidado con tus ojos!

Por Biut y Agencias

Los anteojos de sol son mucho más que un complemento de moda. Durante la temporada de invierno o en el verano, éstos protegen nuestros ojos de daños que pueden ocasionarse producto de la calidad del filtro solar, los materiales y la protección contra los rayos ultravioleta (UV), variables esenciales al momento de adquirir un buen anteojo de sol.  Para evitar que estos factores ocasionen daños graves e irreversibles sobre los ojos, Francisco José Conte, oftalmólogo de Fundación Oftalmológica Los Andes, dio a Biut algunas recomendaciones sobre los cuidados y características de un buen lente. Aquí, todos sus consejos.

Según la OMS, a largo plazo esto puede traducirse en de dolor de cabeza y cansancio a la vista, efectos que podrían evitarse si la población protegiera sus ojos con lentes anti deslumbramiento y anti rayos UV.

El primer paso para el uso responsable de este tipo de productos es una compra informada. La visión puede verse fuertemente afectada a largo plazo y para prevenir cualquier tipo de efecto tardío, es necesario comenzar cuidándose desde jóvenes. Para Francisco José Conte, es vital escoger lentes ópticos que impidan el paso del 100% del total de radiaciones ultravioleta (UV). Algunos fabricantes especifican “absorción UV hasta 400 nanómetros (nm)” para indicar un bloqueo del 100% de la radiación UV. En este aspecto, existen patologías que desarrollan mayores riesgos al asociarse a exposición ocular a la radiación UV, tales como:

  • Catarata
  • Pterigion: Crecimiento de tejido anormal sobre la córnea.
  • Queratitis: Inflamación de la córnea.
  • Deficiencia de células madre limbares
  • Maculopatía relacionada con la edad (enfermedad de la retina).
  • Personas con menor pigmentación iridiana (¨ojos claros¨) podrían tener un mayor riesgo de desarrollar melanoma uveal (tumor ocular) en exposición a radiación ultravioleta

No utilizar lentes de buena calidad, aumentará el riesgo de desarrollar patologías oculares de forma acumulativa. Es importante iniciar la protección a corta edad y así, evitar que los efectos adversos de este tipo de radiación se manifiesten a mayor edad.

Finalmente, llevar un anteojo de mala calidad es mucho más perjudicial que no llevar nada ante los ojos, ya que éstos favorecen igualmente la dilatación de la pupila, con la excepción de que en estos casos no hay protección UV alguna, advierte la OMS.

Nuevas tendencias


Rotter y Krauss, siempre a la vanguardia y pensando en su consumidor, lanzó una colección de antiparras y lentes para esta temporada de invierno. Sus características: 100% de protección contra los rayos UV, una ventilación adecuada y un buen ajuste con el rostro, elementos que evitarán que el lente se empañe o que el anteojo se mueva, protegiendo efectivamente contra el sol, el viento y la nieve. Dentro de esta nueva línea, existen anteojos especiales para deportistas, niños y adolescentes.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.