*


Depilación láser: La solución está en invierno

Por Biut y Agencias

El deseo de lucir una piel tersa y suave es común en mujeres  y hombres; y para conseguirlo de forma segura, la mejor opción es someterse al sistema de depilación láser. Pero no todas las épocas del año son buenas para comenzar con este método.

El invierno es el momento ideal, porque al comenzar  la temporada de verano se alcanza el máximo de los efectos en la disminución de vellos y se puede lucir la piel con total libertad y comodidad.

La dermatóloga Alicia Flores del Centro de Cirugía Estética (CCE) advierte que esta es la época para decidirse por el láser ya que nunca debe ser aplicado en pieles bronceadas. “Si tienes una piel bronceada por exposición al sol o por cremas cosméticas, es mejor esperar hasta que se desvanezca por completo el bronceado porque aumenta el riesgo de efectos secundarios como ampollas y decoloración”.

Lo ideal es evitar la exposición al sol hasta unas cuatro semanas antes del tratamiento.

La principal ventaja por sobre otros sistemas más tradicionales es que el láser disminuye paulatinamente la frecuencia de la depilación. Y en el mejor de los casos (de acuerdo con las características de cada persona), elimina casi por completo la aparición del vello luego de 8 sesiones en promedio.

En el CCE cuentan con una de las tecnologías láser más avanzadas  y segura, con la que se puede realizar depilación de prácticamente cualquier zona del cuerpo, y en todos los tipos de piel, con muy bajo riesgo de efectos secundarios, como alteraciones de la pigmentación, todo realizado por profesionales del área de la salud.

Los tratamientos estéticos por simples que parezcan siempre es mejor realizarlos con expertos en el área.

El ABC del láser

  • Es un tratamiento ligeramente doloroso, sencillo, seguro, y eficaz en la mayoría de los casos.
  • Apto para ambos sexos y a cualquier edad.
  • Se puede aplicar en cualquier zona del cuerpo: cara, cuello, pecho, axilas, brazos, rebaje, piernas, abdomen, espalda, glúteos, manos y pies.
  • No daña la piel, glándulas sebáceas ni sudoríparas.
  • No es cancerígeno porque la luz que emite está en el rango de la luz visible e infrarroja.
  • No es teratogénico, no emite radiaciones ionizantes, su efecto térmico se limita a la piel porque llega a menos de 4mm de profundidad.
  • Soluciona problemas de piel como “foliculitis” y “pelos encarnados” de rebaje, piernas y cara.
  • Deja la piel tersa, suave y rejuvenecida por el efecto estimulante de luz sobre el colágeno.
  • primer elemento de la lista
  • En la mujer con problemas hormonales, es la mejor solución para disminuir exceso de vello, preferible a los medicamentos de origen hormonal.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.