*


Derribamos los mitos del pantalón ajustado

Por Camila Essus

Rumores van y rumores vienen. Por estos días, la web ha explotado en comentarios a raíz de una publicación estadounidense que afirmó que el uso de pantalones ajustados podría causar varias patologías graves a nivel vascular. Por eso, en Biut decidimos ir en busca de la verdad, y descubrimos qué tan dañinos pueden ser, para la salud física y psicológica. Tome nota.

Pitillos, leggins o medias ajustadas. Esa es la moda, pero ojo….no siempre lo que acomoda. Tal como mencionaron recientemente especialistas vasculares a The Wall Street Journal, el uso de prendas ajustadas podría acarrear varios trastornos a nivel nervioso, debido al bajo nivel de circulación sanguínea. Específicamente, afectaría la compresión del nervio cutáneo femoral, ubicado entre el abdomen y el muslo, causando dolor y disconformidad abdominal, además de entumecimiento en esa zona.

Para los especialistas nacionales, sus palabras están muy alejadas de las consultas comunes en relación al tema. El Dr. Alejo Chávez , cirujano vascular de Clínica Ciudad del Mar, mencionó que el tema de la ropa ajustada es más un mito femenino que una realidad “el pantalón ajustado produce un efecto visual en la zona de los muslos y glúteos y ellos algunas veces puede actuar en efecto contrario porque podría dificultar el retorno venoso”, afirma el especialista. Sin embargo, no duda en agregar que para producirse los efectos de compresión del nervio, tendría que pasar un tiempo bastante prolongado. Es algo poco usual y por lo que casi no se registran consultan médicas.

“Existe la sensación permanente que con ropa ajustada las mujeres se ven más flacas y atractivas, a veces equivocada, pero sin duda las mujeres la buscan”, Afife Docman.

Distinta es la posición del dermatólogo de Universidad San Sebastián, Marcelo Riquelme. “El uso de ropa ajustada, sobre todo el uso de pantalones ajustados puede impedir una adecuada circulación de la sangre de las piernas, manteniendo sangre retenida en el sistema venoso y favoreciendo el edema o inflamación de las piernas y con ello, dolor y dificultades para movilizarse”, sin malestares mayores. Según Riquelme, el uso de ropa apretada, debería ser sólo usada en caso de prescripción médica, apuntando específicamente a la presencia de un problema de várices.

Pero sin importar los riesgos, muchas son las mujeres que insisten en usar ropa ajustada. Muy bien lo sabe Afife Docman, periodista y asesora de imagen. Para ella, las mujeres con el tiempo se han hecho esclavas de la moda y de querer imitar a figuras reconocidas, y eso las ha afectado psicológicamente “Nosotros no tenemos consciencia de que tenemos que escoger nuestra ropa de acuerdo a nuestro cuerpo y lo que nosotros necesitamos y queremos transmitir”, señala la experta.

                                   Un 55% las mujeres se arreglan a causa de su autoestima

Hoy en día, el mercado ofrece una gran variedad de productos alternativos a los tradicionales jeans. Las leggins y pantys son una buena opción, pues al ser amoldables al cuerpo no generan una presión tan grande como un pantalón. Poseen tejidos con bastante porcentaje de lycra y pueden estirarse hasta seis veces y volver a su estado original, característica que un pantalón de tela no tiene.

¿Cómo cuidar la piel de nuestras piernas?

Es importante mantener una buena higiene de la piel, limpiándola con jabones neutros, hidratarlas en forma adecuada luego de la ducha con alguna crema hidratante.

Buscar el método depilatorio en el caso de las mujeres, que sea menos perjudicial para la piel (para cada persona es un método distinto, a algunas mujeres les sirve mas depilarse con cera, algunas no toleran el calor de éstas y deben hacerlo con rastrillo o derechamente recurrir a la depilación láser)

No utilizar ropa ajustada en exceso salvo que por alguna condición médica (en caso de existencia de várices)

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.