*


Descubren que optimismo, autoestima y autocontrol se heredan genéticamente

Por Biut y Agencias

El optimismo, la autoestima y el autocontrol son tres recursos sicológicos claves que tienen los seres humanos para amortiguar los efectos nocivos del estrés y los problemas de salud mental. Diversos estudios han revelado que no sólo están estrechamente relacionados entre sí, sino que disminuyen la susceptibilidad a la depresión como a otras formas de problemas sicológicos. Y aunque han demostrado ser altamente heredables, hasta ahora se desco- nocía la base genética de esta herencia.

Investigadores de la Universidad de California, en Los Angeles (Ucla), creen tener la respuesta: por primera vez identificaron un gen asociado a estos tres recursos sicológicos. Se trata de un gen receptor de la oxitocina (OXTR), hormona que mejora la respuesta al estrés y que se asocia con buenas habilidades sociales.

Este gen tiene dos alelos o versiones: una “A” (adenina) y una “G” (guanina). Los expertos descubrieron que las personas portadoras del alelo “A” tienen niveles más bajos de optimismo, autocontrol y autoestima y lucen mayores índices de depresión. En cambio, quienes tenían dos alelos “G” contaban con altos índices de estos recursos sicológicos.

Otros estudios ya habían sugerido que las personas con al menos una variante “A” de este gen tenían una mayor sensibilidad al estrés, pobres habilidades sociales y lucían peores resultados de salud mental. “He estado buscando este gen durante años y no es el gen que yo esperaba”, dijo Shelley Taylor, autora principal de la investigación publicada en la revista PNAS.

Variante A

Para llegar a esta conclusión, los investigadores estudiaron a 326 personas en un laboratorio de la Ucla. A éstas les hicieron completar autoevaluaciones sobre su optimismo, autoestima y autodominio. Para medir la autoestima, los cuestionarios incluyeron frases como: “Siento que soy una persona de igual valor que otras” y pidió a los sujetos decir si estaban o no de acuerdo usando una escala de cuatro puntos. Para medir el optimismo, los investigadores incluyeron frases como: “En tiempos de incertidumbre, en general, espero lo mejor”. Los participantes también completaron una evaluación de depresión, usada a menudo por los sicólogos clínicos para identificar a las personas en riesgo de sufrir problemas de salud mental. Luego, obtuvieron muestras de saliva de los participantes y las enviaron al Centro de Genotipado de la Ucla para analizar el ADN de las variantes en el gen OXTR. “La gente con la ‘A’ variante anotó sustancialmente mayor en depresión. La pregunta es si esa asociación entre el gen y la depresión se explica por los recursos sicológicos”, dijo Taylor. “Hemos encontrado que la respuesta es sí. La relación del gen con la depresión se explica totalmente por ellos”, dijo.

Medioambiente

Los científicos dicen que el hallazgo de este gen y de la claridad de que el optimismo, la autoestima y el autocontrol son heredables a través de nuestro ADN no significa que el medioambiente no influya en la formación de estos recursos a lo largo de nuestras vidas. El estado socioeconómico de la familia, las adversidades infantiles, las prácticas y crianza de los padres, también delinean la forma de ser de una persona. De hecho, la epigenética ha demostrado que el medioambiente en que nos desarrollamos influye en cómo se expresan los genes en nuestro cuerpo, encendiéndolos o apagándolos para nuestro bien o mal. “Una propensión genética puede conducir a un resultado para una persona y lo contrario para otra. Dependerá de la crianza y el medioambiente en que se desarrollan esas personas”, dijo Taylor, quien agregó que una persona con la variante “A” del gen puede perfectamente superar la depresión y manejar el estrés al que está predispuesto.

 

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.