*


Diva por excelencia

Por Camila Essus

Las apariciones públicas, la política y la moda conforman parte de la multifacética rutina de Michelle Obama. Su paso por Chile no pasó inadvertido y muchos ya se preguntan cuál será su trascendencia. En Tacones, dos especialistas de la moda y política, hablan sobre su presente y proyecciones. 

Tatiana Guillón,- psicóloga especialista en estética e identificación de modas como lenguaje- asegura que Michelle tiene un estilo sencillo, audaz y atractivo, que es liberal, americano y elitista.

La primera dama estadounidense es indisociable de una imagen de cuerpo que representa el ideal fitness americano. Su musculatura trabajada, su cuerpo moreno, pulposo y firme, ligado a la imagen de una madre presente, dedicada, y amable, que es exitosa en su profesión y va con los tiempos; la convierten en una mujer definida, de gran porte, fuerza, agilidad y atractivo. Su “exhuberancia saludable” es lo inevitable.

Ha sabido usarlo muy bien a su favor, vistiéndose de manera femenina, adecuada y clásica, con algunos toques de sofisticación; encontrando actualidad y velocidad en la elección diseñadores de marca emergente. Michelle encarna algo de la marca que es su marido: de familia de inmigrantes, pero un buen hijo de Norteamérica, que supo aprovechar su oportunidad.

Siempre a tono con la moda. Michelle trabajó en un prestigioso buffet de abogados, donde se dedicó a casos sobre derechos de autor y marcas registradas.

Ella ha sabido utilizarlo para transmitir mucho más allá de la moda ¿Crees que se ha transformado en un lenguaje para canalizar sus ideas?

Hay gestos, tales como el demostrar tanto capacidad de lucir un vestido de alta costura, como uno de marca de retail; que hacen suponer un ejercicio intencional de mensaje, adecuado a los tiempos de crisis.

Su bullada presencia en el mundo de la moda y su utilización como modo de expresión, sugieren un nuevo sentido cuando ella declara que lo que más le enamoró de su marido es “cómo él cautiva al público”.

Su ingreso vertiginoso al mundo “fashion”, contrasta con la actitud que mantuvo mientras su marido fue candidato: no figuró en la palestra.

Estamos autorizados, desde el psicoanálisis, a leer en ella una apuesta al deseo, seguramente inconsciente, de ser amada, reconocida y admirada, fundada en un temor a desilusionar al otro, que se evidencia de manera manifiesta a través de éste juego de ocultarse y dejarse ver.

¿Es un referente en cuanto a tendencias?
 
Cómo no, si ha sido portada de revistas como Vogue, Glamour o Times. Lo que aún no me atrevería a asegurar es que no perderá vigencia.

Lo comentado de su vestimenta y estilo ha ocasionado que muchos la comparen con la princesa Diana o Jaqueline Kennedy ¿Crees que su imagen podría llegar a ser como la de alguna de ellas?
 
Creo que para postular a esas grandes ligas, debería primero dejar de temer desilusionar al otro, y eso,  aún no lo hemos visto.  Si su figura ha tomado vuelo, siempre lo ha hecho dentro de los límites de su rol de primera dama, primera hija, primera esposa, primera madre. Sus inseguridades, miedos y posibles monstruos, aún no han podido pasar a ser parte de aquello que pone en juego al ejercer su propio estilo.
 
Por otro lado, aun no se observan reinterpretaciones cotidianas de su estilo, llegando a convertirse en piezas orgánicas que permitan distinguir, el original, de su copia.

Michelle ha sido vital en el discurso público y estrategia comunicacional de su marido. Al respecto, Felipe Vergara- Experto en marketing político asegura que la primera dama es clave en la política comunicacional que transmite el gobierno norteamericano.

Siempre el rol de la primera dama había sido de muy bajo perfil, pero con Michelle Obama adquiere ribetes protagónicos. Es una persona muy buena que se ha destacado antes de ser primera dama. Ahí está posiblemente la gran diferencia: No es la acompañante del presidente, es una primera dama que tiene las condiciones naturales, tiene una historia laboral y académica que es destacable. Es una persona que tiene luces y características propias que la diferencian y la valoran.

: Prontuario de excelencia. Michelle Obama estudió leyes en Harvard y fue una de las primeras jefas del actual presidente norteamericano.

¿Cuál es el rol comunicacional que debe cumplir una primera dama?

Todas las primeras damas habitualmente están a cargo de las fundaciones y tienen un rol social que es clave y las caracteriza. Sin embargo, el discurso de ella es real, visible y se hace notar principalmente porque ella es parte de esa realidad. 

Sus orígenes y los de su marido son sencillos, entonces cuando uno la escucha hablar del rol social que tiene que tener un país o una organización, es porque realmente lo está sintiendo.

Ella logra tener esta cercanía que pudimos tener con la presidenta Bachelet en su minuto y si uno hace una similitud tienen ciertas características en su discurso en el que son conciliadoras. Este discurso es mucho más cercano, llevadero y creíble para los principios humanitarios que están promoviendo.

“Las grandes líderes mundiales son aquellas que logran empatizar el discurso modernizador, con las características sociales y humanas propias de la mujer”, Felipe Vergara- Experto en marketing político, UNAB.

¿La faceta pública de Michelle Obama se ha visto fortalecida por su discurso comunicacional?

Aquí hay un complemento perfecto. El presidente Obama da tribuna para que su mujer se explaye, le da la capacidad de inclusión y las herramientas estratégicas para que ella trasmita.

En este caso hay un rol comunicacional netamente compartido que naturalmente da proyecciones de mediano plazo a Michelle Obama, a nivel no sólo americano sino que también a nivel internacional.

Dada sus condiciones ¿Podría seguir una carrera política luego de terminado el gobierno?

Me parece que tendría muy buenas posibilidades porque tiene un discurso que es extremadamente acogedor.

La Michelle Obama que escuchamos en Brasil y que hemos visto en Chile es una persona que se prepara fuertemente para sus discursos, que tiene una capacidad de improvisación que la domina a cabalidad y que se prepara en la variedad de temas para llegar a la gente, y esa es una característica que pocos mandatarios y primeras damas tienen.

Ella recoge la realidad de la humildad que vivió en su primera etapa de vida y los invita a todos a atrever a ser lo máximo como ella logró serlo, Entonces tiene ese lado humano que trasciende, que involucra. Y si a eso le complementas su prestancia física, una persona que vive lo que ha vivido ella, y que tiene uno de los mejores vestires del mundo….naturalmente tiene posibilidades hacia delante. 

 

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.