*


Divorciadas a los 50…y tantos

Por Biut y Agencias

1 Primero madre, después mujer: el síndrome del nido vacío

“¿Es una casualidad que los tres (hijos) hayan elegido una carrera que sólo se puede estudiar a diez kilómetros de la casa de sus padres? ¿Pero qué hicimos mal?”, pregunta una agobiada CeciliaRoth mientras se arroja sobre la alfombra del living de su casa.Su marido sólo la escucha. Él prefiere descargarse con su sicólogo: “Está ansiosa, hiperactiva, mellena la casa de gente todo el tiempo”.

La pareja que interpretan los argentinos Cecilia Roth y Oscar Martínez en la película El NidoVacíomuestra una realidad que vivenmuchos padres frente a la emancipación de sus hijos.Su adaptación viene a veces con desconsuelo, dolor, confusión y hasta ruptura. “Muchos matrimonios acuden a la consulta porque tienen problemas, y la primera pregunta que emerge es cuándo dejaron de ser pareja, en qué momento dejaron de mirarse o de encantarse con la intimidad. Es un temacomplejo porque a los 50 los hijos comienzan a irse y los padres se quedan ‘sin pega’ y no logran encontrarse. Eso hace que tomen la decisión de cambiar sus vidas”, cuenta Ana María Zlachevsky, directora de la Escuela dePsicología de la Universidad Mayor.

Lo anterior se explicaría porque en Chile se impone la cultura pro familia. “Si a los cónyuges les preguntas qué hacen para divertirse, contestan: ‘salimos los sábados con los niños'”, aclara Zlachevsky, mientras Maritza Téllez, sicóloga del Instituto Chileno de Terapia Familiar, agrega: “Fundamentalmente lo que permite que una pareja siga unida después de los50 es que haya construido un proyecto común”. Lo que no siemprese logra. Según el estudio Chile 3D, de la Consultora Collect Gfk (2010), sólo un 4% de las personas entre44y 55 años comparte su tiempo libre con el otro versus el 79% que lo hace con la familia.

2 Más vida, nuevos proyectos

La esperanza promedio de vida de las chilenas alcanza los 78,5 años; es decir,másde diez años que hace un siglo. “Hace unos 15 años, el balance sobre nuestra vida sucedía mucho más en los 40, ahora está pasando bastante más a los cincuenta. La generación se ha alargado. Antes, a los 65 años, tú eras una vieja y hoy trabajas hasta los 70.

Antes, a los50 tu vida estaba acabada y había resignación, hoy existe un replantearse la vida”, explica Ana María Zlachevsky, directora de la Escuela de Psicología de la Universidad Mayor.

3 Independencia económica

Durante mucho tiempo los hombres tuvieron el monopolio de ser los proveedores del hogar, hoy dejaron de serlo. Según Ana María Zlachevsky, directora de la Escuela de Psicología de la Universidad Mayor, con la salida de la mujer al mundo laboral la situación cambió. “Muchas hoy ganan incluso más plata que sus maridos y ya no necesitan bajar el moño. Se mantienen solas y sus hijos ya están grandes. El sueldo les alcanza para ellas”, dice.

4 Renovada percepción social

Los divorcios dejaron de ser socialmente rechazados. “Hace 30 años, cuando la mujer se separaba era una situación lapidante. Era oculto y mal visto.Hoy uno pregunta con total normalidad: ‘¿eres separada o casada?'”, cuenta la sicólogaAna María Zlachevsky.Cambio que queda reflejado en una encuesta de CEP(2003): el 76%de los chilenos decía estar de acuerdo con que el divorcio era la mejor solución para una pareja que no es capaz de solucionar sus problemasmaritales.Aun así, en el contexto internacionalChile se sitúa en el puesto 25 de los 35 países quemásapoyan la permanencia del matrimonio a cualquier precio, por debajo de EE.UU. y varios países de Europa.

Márius Carol, periodista y escritor: Los nuevos cincuentones

En su libro, Màrius Carol da visibilidad a este colectivo en su libro El Club de los 50(2007), que va en su quinta edición.

¿Por qué escribir sobre los cincuentones?

En mis columnas del Magazine dominical del diario La Vanguardia me di cuenta de que cuando abordaba cuestiones referidas a este colectivo tenía una amplia respuesta, sobre todo de lectoras que agradecían que alguien se ocupara de ellas. Durante años se ha hecho creer que las mujeres se volvían invisibles a los cincuenta, pero a medida que la mujer va teniendo mayor protagonismo social se ha demostrado que esto no es así.

¿Cómo son las mujeres de 50 hoy? ¿Cómo han cambiado?

Depende mucho de las sociedades, pero es evidente que al incrementarse la expectativa de vida, el propio concepto de la edad ha cambiado. La mujer ha liderado una serie de revoluciones que hacen que hoy en muchos aspectos esté en posición de igualdad con el hombre, aunque a veces no sin costos adicionales. Ella ha ganado continuas batallas (sexual, derechos laborales…) y protagonismo social. Los varones de esta generación pasamos de la esposa-mamá a la mujer-compañera.

En Chile, al igual que en España, han aumentadolos divorcios sobre los 50 años, ¿a qué se debe?

En uno de los capítulos de Sexo en Nueva York, Samantha le dice a Carrie: “Miras tanto al pasado que deberías ponerte retrovisores”. Antes las crisis de las parejas aparecían en los 40, hoy, como vivimos más, también se evidencian en los 50. Un hombre o una mujer a esta edad mira su vida por el retrovisor y, a veces, no está dispuesto a que el resto de sus días siga siendo comoen el pasado. A los 50 las personas suelen hacer las paces consigo mismo, pero también piensan que si no les gusta su modelo de matrimonio o de vida aún tienen una oportunidad. De ahí que los divorcios aumenten en edades que antes no solían. En su libro mantiene una mirada positiva.

¿Cómo justifica tanto optimismo?

La escritora Erica Jong escribió que a los 50 es el momento de hacer balances y de aceptarnos tal como somos. Me parece una reflexión interesante. El profesor Andrew Oswald hizo un estudio sobre la felicidad y se dio cuenta de que la gente es menos feliz a los 30, que la infelicidad aumenta en los 40 y que a partir de los 50 se recupera la estabilidad emocional. Seguramente con los años nos hacemos más sabios y sabemos gestionar mejor las emociones. La directora de cine Josefina Molina lo dijo así: “Hacia los cincuenta parece que todas las piezas empiezan a encajar, que es cuando puedes gozar más de la vida”.

UN CASO

Verónica (59) se separó recién cumplido su medio siglo. Las razones son múltiples, cuenta esta publicista que hoy reparte su tiempo entre la familia, las amigas de la infancia y el teatro. “Para mí él era como un cuarto hijo, muy dependiente en el día a día, también en lo económico, y eso me tenía cansada. Pero no me separaba por los niños. Quería mantener la unión familiar, porque en Chile es muy fuerte el tema cultural y yo lo tengo muy arraigado. Finalmente fueron ellos los que me dijeron: ‘¡Basta ya, mamá!’. Y comose fueron de casa, eso facilitó las cosas”. Preferiría haberse separado algo más joven, pero asegura que no tuvo temor de tomar la decisión. “Había cumplido una etapa y sabía que no tendría problemas económicos. Lo que sí en un momento te planteas cuándo voy a volver a tener pareja”, cuenta Verónica.

“Todavía hoy quiero tener un compañero. Los tipos separados no tienen un peso o son complicados y al principio me metía en las ‘patas de los caballos’, hoy me fijo más. Además, he aprendido a vivir sola”.

Dato

De las mujeres separadas después de los 45 años ha tenido citas tras la ruptura mientras que un 25% logró una relación estable, según un estudio realizado en 2008 por el Centro de Estudios de Opinión Ciudadana de la Universidad de Talca para Tendencias de La Tercera.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.