*


Estudio mundial de sida muestra la tasa de contagio más baja de los últimos 14 años

Por Biut y Agencias

Pese a que el número de personas conviviendo con el VIH sigue en aumento -de 6 millones en 2001 a 34 millones en 2010- el crecimiento en los últimos años no sólo se debe a nuevos infectados, sino al mejor acceso a terapias, que permiten una mayor sobrevida a quienes padecen la enfermedad.

De hecho, el informe anual de Onusida dado a conocer ayer muestra el nivel más bajo de nuevos contagios desde 1997, que en 14 años muestra una disminución de un 21%. Por edades, dice el documento, el número de nuevas infecciones en niños bajó de 550 mil en 2001 hasta 390 mil en 2010.

Menos muertes

El informe también destacó a Chile como uno de los países con mayor acceso a tratamiento antirretrovira, pese a que pertenece al grupo de naciones de ingresos bajos y medianos. “El 80% de las personas que necesita tratamiento en el país accede a él, porque existe obligatoriedad de acceso, algo que muy pocos países tienen. Ni siquiera los más ricos pueden garantizar una cobertura del 100%”, dice Anabella Arredondo, representante de Onusida en Chile.

Otra de las cifras positivas que trajo la presentación 2011 del organismo, es la baja en la tasa de mortalidad de la enfermedad, que experimentó una caída de un 21% en los últimos 14 años. Sólo en menores de 15 años entre 2005 y 2010 retrocedió un 20%, una realidad que también se experimenta en Chile. De 3,6 fallecidos por cada 100 mil muertes en 2001, en 2009 cayó a 2,6, es decir un 28% menos.

La jefa del Programa Nacional de Prevención y Control de VIH/Sida del Ministerio de Salud, Ana María San Martín, explicó que las tasas de notificación han ido aumentado paulatinamente, pero no tiene que ver con que exista un mayor contagio, sino porque las pesquisas están mejorando. Se calcula que en Chile hay unas 40 mil personas viviendo con VIH, de las que unas 23 mil no lo saben, porque no se han hecho el examen. De ahí que la nueva campaña nacional haga hincapié en la importancia de realizarse el test.

La reducción de bebés que nacen con VIH es otra cifra que San Martín destaca. En 2009, de 149 mujeres embarazadas y portadoras de VIH, sólo seis pequeños nacieron con sida. “A todas las embarazadas en Chile se les practica el test, y si sale positivo, reciben terapia en forma inmediata. Esto es porque el 99,3% de las mujeres embarazadas asiste a control. El 0,7 que no accede a tratamiento es generalmente mujeres en situaciones de calles y drogadictas que llegan al hospital sólo a dar a luz”, señala.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.