*


Expertos chilenos crean primer aceite con 30% menos de calorías y de bajo costo

Por Biut y Agencias

Muy pronto usted podrá tener en su cocina un aceite de maravilla o de canola con el mismo sabor, los mismos nutrientes y las mismas propiedades que hoy le permiten freír, cocinar y aliñar, pero con un 30% menos de calorías.

Se trata de un producto creado por el Laboratorio de Lípidos del Inta, de la U. de Chile, y la empresa Esin (Especialidades Industriales Ltda.), y que fue posible gracias a que lograron idear una técnica que les permitió manipular el aceite comestible en laboratorio para hacerlo low calories (bajo en calorías).

Alfonso Valenzuela, investigador y académico del Inta, explica que los aceites que se utilizan en la preparación de alimentos son triglicéridos: químicamente están formados por un glicerol y por tres ácidos grasos. La tecnología que idearon permite eliminar uno de los tres ácidos grasos, lo que inmediatamente le resta un tercio de sus calorías. “Hacemos un proceso de hidrólisis química controlada con características especiales de temperatura, presión y tiempo de reacción del producto, hasta que logramos retirar una molécula de ácido graso. El proceso es un secreto que ahora estamos en proceso de patentar”, dice.

La tecnología ideada también permite hacer aceite monoglicérido, es decir, con dos ácidos grasos menos, pero probaron que, al hacerlo, los aceites pierden sus cualidades a altas temperaturas, por lo que no pueden ser utilizados para freír los alimentos.

Hasta el momento, sólo Japón produce este tipo de aceites desde hace cinco años y lo exporta principalmente a EE.UU., pero a un alto costo (su valor comercial es de casi $4.000). Así lo explica Fernando de la Barra, gerente de Esin, quien señala que la tecnología desarrollada en Chile es menos compleja que la nipona que utiliza un proceso enzimático, lo que ayuda a tener costos más económicos y alcanzables. “Lo hicimos con aceites vegetales de consumo habitual, como soya, canola y maravilla, que son los más consumidos”. Eso, más un proceso menos costoso, permitiría que el aceite bajo en calorías cueste sólo un 30% más que los aceites que actualmente se pueden comprar en los supermercados, es decir, unos $2.000.

Para ello, tanto el Inta como Esin están buscando empresas de aceites que estén interesadas en producir a gran escala este producto con la tecnología que inventaron gracias a InnovaCorfo.

Beneficios

Valenzuela dice que contar con aceite con un 30% menos de calorías en el mercado no es menor, ya que los aceites son importantes en la dieta diaria por su aporte de ácidos grasos, esenciales que el organismo necesita para el buen funcionamiento celular y que no puede obtener de otra forma. Estos tienen beneficios antitrombóticos, antiinflamatorios y para la salud cardiovascular, cerebral y neuronal. Sin embargo, muchas personas dejan de usarlos por temor a engordar o a aumentar su colesterol malo, lo que sólo sucede cuando se consumen productos de mala calidad y en alta cantidad. La gracia del aceite bajo en calorías es que mantiene todas las propiedades del aceite que le dio origen. Así, si es de canola, tendrá, además de menos calorías, un buen aporte de omega 3 y no generará grasas trans al freírse.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.