*


Jóvenes entre 18 y 24 años son los que se declaran más felices en el país

Por Biut y Agencias

La familia, la salud y los amigos no sólo son considerados por los chilenos como pilares fundamentales de su bienestar, sino que aquello que les otorga mayor satisfacción a sus vidas. Así lo revela un estudio realizado por la consultora Datavoz a más de mil personas en ciudades de las quince regiones del país. ¿Los resultados? Un 87% dijo estar satisfecho con sus relaciones familiares, un 76% con su salud mental y física, y un 72% con sus amistades. Mientras que sólo un 69% se manifestó contento con la actividad que le ocupa la mayor parte de su tiempo, un 57% con su tiempo libre y un 43% con su situación económica.

La sorpresa del sondeo: los jóvenes de 18 a 24 años fueron, por amplio margen, el grupo etario con mejores índices de satisfacción en el país, por delante de las personas entre 35 y 54 años y los mayores de 55 años. “Nos llaman la atención los resultados en los jóvenes, pero es la confirmación de la tendencia de este grupo por la satisfacción personal, lo que se refleja -por ejemplo- en que en aquellos que ya trabajan hay una alta rotación laboral en su afán de estar siempre buscando un lugar de trabajo donde se sientan mejor”, dice Paulina Valenzuela, directora ejecutiva de Datavoz.

Un 89% está feliz con su salud, un 83% con sus amistades, un 87% con sus relaciones familiares y un 74% con la actividad que realiza. (Ver infografía).

Daniel Rebolledo, sociólogo y jefe de estudios de Datavoz, dice que las cifras también dan cuenta de una edad en que se tienen menos responsabilidades, lo que explica por qué sienten una alta satisfacción por la labor que desempeñan (la mayoría estudia y lo hace voluntariamente) y manifiestan gran valoración por sus amistades. “Hay más tiempo para todo, incluso para tener buenas relaciones familiares”, dice.

La edad del sacrificio

Por el contrario, el estudio mostró que los chilenos entre 24 y 35 años son los que exhiben los menores índices de felicidad. ¿El motivo? Los cambios registrados en nuestra sociedad en las últimas décadas han transformado esta etapa de la vida en la del sacrificio. “Hace 20 años este grupo no habría mostrado cifras tan bajas, pero hoy son los que están entrando al mundo laboral y empiezan a hacerse cargo de sí mismos, siendo parte de un sistema mucho más competitivo, preocupados también de salir de la casa de sus padres y tomar decisiones importantes, como casarse”, afirma Valenzuela.

Tiempo libre

La situación económica y el tiempo libre concentran las quejas en todas las edades, incluso en los más jóvenes. “Esto es parte de un fenómeno que se viene dando hace un tiempo: la gente está empezando a valorar más el tiempo libre. Busca pasar más tiempo haciendo deportes o en actividades culturales con el fin de tener mayores espacios de gratificación que compensen la gran cantidad de tiempo que pasan trabajando”, dice Valenzuela. De hecho, sólo un 40% de los jóvenes entre 25 y 34 años está contento con su situación económica y apenas un 47% con su tiempo libre.

Ellos lideran cifras

La investigación también midió los índices de satisfacción por género, mostrando que los hombres se declaran más satisfechos en cinco de las seis dimensiones, sólo empatando en el ítem relaciones familiares y sacando la mayor ventaja en situación económica y tiempo libre.

“En el caso de la situación económica, el motivo es que los hombres tienen una mayor participación en el mercado laboral y están más legitimados en los ámbitos del trabajo, lo que podría explicar también la ventaja en tiempo libre: al haber más mujeres trabajando como dueñas de casas no tienen una concepción del tiempo libre al no haber tenido nunca horarios formales de trabajo”, explica el sociólogo y jefe de estudios de Datavoz.

Otro punto sondeado fue la satisfacción de los chilenos según la actividad que realizan. Aquí los estudiantes fueron quienes lideraron la lista con índices muy altos en los ámbitos de situación económica, tiempo libre y salud mental o física, seguidos por los trabajadores por cuenta propia, quienes son los más satisfechos con la actividad que realizan. Los jubilados, en tanto, sorprenden al ser el grupo más contento con sus relaciones familiares. ¿Los menos satisfechos? Dueñas de casa y trabajadores de servicio doméstico.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.