*


La silenciosa bacteria de transmisión sexual

Por Viviana Vidal

La clamidia es una bacteria que muchas veces no presenta síntomas perceptibles, pese a esto, sus consecuencias pueden llevar incluso a la infertilidad en la mujer.

Esta enfermedad de transmisión sexual es la más frecuente en Estados Unidos, pese a que su real incidencia es difícil de conocer debido a su característica muchas veces asintomática. Por esto, Biut conversó con el jefe de Ginecología y Obstetricia de Clínica Indisa, doctor Víctor Rubio, quien respondió todas nuestras dudas y nos dió las claves para una adecuada prevención.

La enfermedad

¿Cuáles son los síntomas que presenta la clamidia?
Los síntomas van desde cuadros no sintomáticos a flujo vaginal persistente, ardor miccional, dolor en el bajo vientre y/o dolor en las relaciones sexuales, hasta cuadros inflamatorios pelvianos severos con compromiso del estado general. En el varón puede haber pérdida de secreción normal por el pene.

¿Esta enfermedad afecta tanto a hombres como a mujeres por igual? ¿Qué consecuencias puede traer si no es tratada a tiempo?
Esta enfermedad afecta tanto a hombres como mujeres por igual, pero es más sintomática en las mujeres, ya que en ellas el compromiso de las trompas de falopio puede producir infertilidad femenina.

¿Qué riesgos hay para una mujer embarazada contagiada de clamidia? ¿Debería seguir el mismo tra-tamiento que una mujer contagiada no embarazada?
Una embarazada infectada, no tratada, tiene riesgo de parto prematuro y de infectar al recién nacido en su paso por el canal vaginal al momento del parto.

Contagio y prevención

¿Cómo se puede producir el contagio de esta bacteria?
La clamidia es una enfermedad de transmisión sexual, por lo tanto se puede adquirir en los coitos vaginales, orales o anales. También una madre infectada puede infectar a su hijo en el momento del parto vaginal.

¿Qué resguardos podemos tomar para evitar su contagio?
Se puede evitar el riesgo de contagio manteniendo actividad sexual con una pareja única o con métodos de barrera (preservativo) para minimizar el riesgo. También, se puede realizar un examen bacteriológico periódicamente o en caso de cambio de pareja sexual.

¿Qué examen revela la presencia de clamidia?
La infección se diagnostica por exámenes bacteriológicos o por técnicas de PCR, a partir de secreciones obtenidas a partir del cuello uterino o del pene en el varón.

¿Cada cuánto tiempo deberíamos hacernos pruebas para saber que no estamos contagiadas?
Puede realizarse un examen bacteriológico anual; en caso de infecciones vaginales recurrentes, a pesar de los tratamiento habituales; en situaciones de cambio de pareja; o en caso de personas con antecedentes de promiscuidad sexual.

 

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.
Grupo Copesa