*


Métodos de anticoncepción: Sus pros y contras

Por Biut y Agencias

Hoy en día existen múltiples opciones para regular la maternidad, que van desde procedimientos naturales, como el método de Billings o planificación familiar, llegando a tratamientos hormonales y otros definitivos como la ligadura de trompas.

Para conocer más sobre esta interesante alternativa, el doctor Víctor Miranda, gineco-obstetra de Red Salud UC, especialista en uro-ginecología y cirugía ginecológica aclara todas las dudas sobre este método en particular. Se trata de “un procedimiento quirúrgico que, básicamente, consiste en ligar y cortar las trompas, para evitar que el óvulo llegue al útero, evitando así la fecundación”, indica el especialista. Sin embargo, como todo procedimiento quirúrgico, trae beneficios en la calidad de vida y también riesgos, de los cuales te contamos en la siguiente nota.

En la decisión de hacer la ligadura influyen factores como las preferencias personales – ¿quiero tener hijos o no? ¿Pretendo ser una madre joven o postergar algunos años la maternidad? ¿Quiero tener una familia pequeña o grande? – las creencias religiosas y las razones de salud, ya que algunos sistemas de anticoncepción no son compatibles con ciertas enfermedades o dolencias.

Entre sus ventajas está su alta efectividad, cercana al 99,5%, es decir, de cada cien mujeres que se someten a esta intervención, a lo más, en una de ellas el método no funcionará.

Si bien la esterilización quirúrgica aún se usa bastante en el sistema público de salud, en general, es un método que actualmente se está empleando menos porque las mujeres cuentan con alternativas menos invasivas, entre ellas, los anticonceptivos hormonales.

En la mayoría de los casos, esta intervención es definitiva e irreversible, no hay posibilidad de arrepentirse en el futuro. “Por eso, debería considerarse sólo en mujeres que ya tienen la tarea cumplida y definitivamente no quieren tener más hijos”, recalca el especialista de Red Salud UC.

Una desventaja de la ligadura de trompas es que, como toda intervención quirúrgica, tiene riesgos asociados. En ese sentido, este profesional estima que puede ser preferible optar por otros métodos, más seguros y menos riesgosos para la mujer. Algunos estudios le han vinculado a un mayor riesgo de cáncer ginecológico, sin embargo, el doctor Miranda señala que no esto no ha sido demostrado en investigaciones más serias y acabadas.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.