*


Migración en Chile: Dura realidad para las extranjeras

Por 

Según el proyecto “Ciudadanía y protección de derechos  humanos de la población inmigrante en Chile, 2010”, si con el  total de migrantes del mundo se conformara un país, sería el  quinto más poblado. Hoy laa migración es vista como una estrategia de sobrevivencia en la  búsqueda de trabajo y bienestar familiar. También es vivida como  una oportunidad para mejorar la calidad de vida. 

El fenómeno migratorio actual hacia la región, sostienen el  Instituto de la Mujer, la Universidad Diego Portales, la  Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales y el Instituto  Católico de Migración, se produce porque los países  desarrollados comienzan a restringir la inmigración. 

Pero también la favorece la cercanía entre países, fronteras  e idiomas comunes. En el caso de Chile, de país expulsor en la década de 1970 y 80´s , pasó a nación destino. En 2002, según el Censo de población que se realizó ese año,  los migrantes representaban el 1,2 por ciento de la población  nacional, algo más de 184.464 personas, de los cuales casi el 70  por ciento provenía de Argentina, Perú, Bolivia, Ecuador u  Colombia.

Sin embargo, según datos 2010 del Departamento de Extranjería  y Migración del Ministerio del Interior, los migrantes suman más  de 360 mil personas, tendencia que muestra un fuerte incremento  de la migración hacia Chile, que a su vez se explica por el  aumento de la movilidad de personas al interior del propio  continente sudamericano.

“Aunque arriban con anhelos similares a la de sus homólogos del pasado, traen historias diferentes y en su mayoría no han corrido la misma suerte que los inmigrantes europeos en su tiempo. Los inmigrantes de hoy conviven con dificultades que afectan su integración social, económica y cultural, expresiones de un nuevo escenario para la migración”, añadióJorge Martínez, Centro Latinoamericano y Caribeño de demografía, CEPAL.

Aunque el Censo de 2002 arroja un predominio de inmigración  argentina, hoy la gran mayoría de inmigrantes son de origen  peruano, boliviano y ecuatoriano. La importancia de la población peruana se vio reflejada en el  proceso de regularización de 2008, ya que el 74 por ciento de  las solicitudes provenían de peruanos. 

Las mujeres no sólo son las peor pagadas a la hora de  conseguir trabajo, sino también son quienes más desconocen la  legislación, los servicios públicos y, en general, sus derechos,  siendo usualmente víctimas de abusos laborales y discriminación. 

Martínez, resaltó que a diferencia de la migración  propiciada por el estado chileno en el siglo XIX para atraer  migrantes europeos para potenciar la explotación agrícola y el  comercio, la “nueva migración” responde a una movilidad  intrarregional estimulada por el proceso de globalización. 

“Chile “concluyó Martínez- está en un momento propicio para  generar políticas coherentes con el respeto a os derechos  humanos de los migrantes, acogiéndose a la idea de la migración  segura, y el desafío es generar acciones ejemplares dentro de la  región”.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.