*


Mitos sobre los remedios caseros de invierno

Por Biut y Agencias

La ciencia muchas veces no concuerda con el imaginario colectivo de la gente, y los mitos permanecen por generaciones, internados como costumbre en muchos hogares. Para derribar los falsos supuestos en torno a los secretos caseros para mejorar los resfríos,  el Dr. Sergio Trujillo, internista especialista en Enfermedades Respiratorias de Vidaintegra, confirma qué mitos son realmente ciertos. Ponga atención.

Mito 1

El resfrío y la gripe son lo mismo.

FALSO. Según el Dr. Sergio Trujillo, son términos que habitualmente la gente confunde, pero son patologías diferentes. “La gripe es una infección viral más grave del tracto respiratorio que muestra síntomas adicionales como la fiebre, dolor de cabeza, escalofríos y dolores musculares, mientras que el resfrío es una enfermedad infecciosa leve del sistema respiratorio, que se resuelve espontáneamente en 7 a 10 días”.

Mito 2

Para sanar la congestión, es recomendable hervir hojas de eucaliptus.

FALSO. “No existe un tratamiento especifico para la cura de un resfrío. En el mercado existe una gran cantidad de fármacos para el alivio de los síntomas. Pero hay que tener cuidado, ya que pueden producir efectos colaterales”, asegura.

El especialista no confirma que el eucaliptus sirva para descongestionar, ya que asevera que se usa como broncodilatador. “Se utiliza mucho con ese objetivo, sin embargo, se ha demostrado que el exceso de inhalaciones puede producir el efecto contrario”.

Mito 3

Para respirar mejor aplique cremas mentoladas en la nariz y en el pecho.

VERDADERO. Para el Dr. Trujillo, los descongestionantes nasales orales e intranasales son efectivos y recomendables. “Han demostrado ser capaces de aliviar los síntomas de adolescentes y niños con rapidez, pero sólo se deben utilizar durante tres días, ya que su uso por más tiempo puede causar irritación”.

Mito 4

Es saludable usar vaporizadores en lugares con mucha calefacción para que las fosas nasales no se resequen.

VERDADERO. La disminución de humedad ambiental aumenta las tasas de transmisión viral. El profesional se basa en la siguiente teoría para aseverar que sería de utilidad el empleo de los vaporizadores.”El aire seco provoca la evaporación del agua, lo que permite que pequeñas gotitas con virus puedan dispersarse a mayor distancia y permanecer en el ambiente por un periodo de tiempo más prolongado”.

Y agrega: “Por eso sería de utilidad usar aire más fresco, pero su utilización exagerada puede provocar crecimiento de hongos ambientales. Por lo tanto, el aumento de humedad en una habitación estaría mejor indicado en un ambiente clínico”.

Mito 5

Para aliviar el dolor de garganta sirve hacer gárgaras de agua tibia con sal.

VERDADERO. “Inicialmente puede aliviar el dolor, al igual que otros productos que se venden con anestésicos incorporados, pero si el cuadro no cede en dos días puede existir una faringitis bacteriana asociada, con placas de pus y ahí no sirve de nada. El paso siguiente es consultar al médico para que recomiende el uso de antibióticos”, manifiesta el especialista.

Mito 6

Para aliviar los primeros síntomas de resfrío es saludable prepararse una mezcla de miel y limón.

VERDADERO. Si bien no se han comprobado los beneficios del limón ni de la miel para prevenir el resfrío, el Dr. Trujillo afirma que es probable que la limonada caliente ayude a suavizar la sensación de garganta áspera y a reducir la inflamación orofaríngea. “La Organización Mundial de la Salud recomienda el uso de miel para el alivio de la tos en niños mayores de un año, sin embargo, no muestra mayores beneficios que otros medicamentos”, explica.

Mito 7

Para evitar el resfrío no se debe estar expuesto al frío.

FALSO. Este es uno de los mitos más escuchados durante la época invernal, pero al parecer no sería cierto. “Aunque los resfríos comunes son estacionales, con más casos en invierno, la investigación no ha podido dar evidencias de que una exposición corta al frío incremente la susceptibilidad a la infección. Esto implica que la variación por estaciones viene dada por un cambio en el comportamiento, como por ejemplo el hecho de pasar mayor tiempo en espacios cerrados, en contacto cercano con los demás”, sostiene el médico.

Mito 8

No te resfríes, consume vitamina C.

FALSO. Si bien la gran población mundial asocia la vitamina C con la prevención del resfrío, el Dr. Trujillo asevera que no se ha demostrado su beneficio. “No se puede asegurar que ayude a evitar o a tratar el resfriado común, sin embargo, se necesitan más ensayos terapéuticos para resolver el debate”.

Mito 9

Lo más recomendable para eliminar el resfrío es el ajo o la cebolla.

VERDADERO. El especialista aclara que no existe evidencia científica que certifique su efectividad, sin embargo, admite que existe un compuesto en el ajo y en la cebolla, la alicina, que tendría propiedades para combatir el resfriado. “La alicina es un elemento que ha demostrado tener propiedades antibacterianas y antifúngicas. Se puede consumir a través de píldoras o directamente de la verdura”, dice.

Mito 10.

El propóleo sirve para prevenir y tratar las enfermedades del invierno.

VERDADERO. “Las propiedades de los productos apícolas en la medicina son innumerables, pero falta demostración científica en mucho de ellos”, detalla el internista. No obstante, aconseja su uso y asegura que es mejor ingerirlo oralmente en comprimidos, siempre y cuando la persona no tenga alergias a las abejas o al polen.

Mito 11

Para tratar un resfrío es bueno lavarse las manos frecuentemente, toser con la boca tapada y no ir a lugares de alta concentración de personas.

VERDADERO. Con frecuencia el tocarse los ojos, la nariz o la boca con los dedos contaminados hacen que el virus se propague. “Este comportamiento aumenta la probabilidad de contagio desde la superficie de las manos hacia el tracto respiratorio superior, donde pueden infectar los tejidos nasales”, afirma el Dr. Trujillo. “Pasar el tiempo en un lugar cerrado con personas contagiadas aumenta el riesgo de contraer un resfriado. El catarro común es una infección transmitida por gotas, lo que significa que se transfiere principalmente a través de la inhalación de pequeñas partículas que emite un enfermo cuando tose, estornuda, o exhala”, finaliza.

¿Cómo evitar un resfrío?

* Tape su boca antes de estornudar para no contagiar a los demás.

* Lave sus manos con frecuencia.

* Si trabaja en el área salud, o en servicios públicos, use mascarilla para no contagiar al resto de la población.

* Utilice pañuelos desechables, ya que disminuye el riesgo de contagio.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.