*


Museo Histórico Nacional se moderniza e inaugura nuevas pantallas táctiles

Por Biut y Agencias

El Museo Histórico Nacional (MHN) tiene una misión ligada al pasado del país, pero eso no le impide modernizarse y estar a la altura de los tiempos. Los primeros pasos en esa dirección se pueden ver en el hall de entrada del museo, donde destacan cuatro pantallas táctiles interactivas que permiten a los visitantes, especialmente a los niños, aprender sobre los mitos, los paisajes, la comida y los poetas chilenos, a través de rompecabezas y cómics virtuales.

Estas pantallas son un proyecto de la Fundación Mustakis, pero el museo pretende instaurar el uso de las nuevas tecnologías dentro de su recorrido por la historia de Chile.

“Las pantallas táctiles son una herramienta que permite difundir el conocimiento, el patrimonio y la historia. Son un formato que abre muchas posibilidades, pero no hay que encandilarse: lo importante es lo que hay detrás”, dice Diego Matte, el nuevo director del museo.

Nuevos proyectos

El año 2011, 188.432 personas visitaron el MHN, en su mayoría escolares en paseos de estudio. Matte asumió hace un mes y medio como director, con el objetivo de renovar el museo y acercarlo a un público más transversal, que incluya a turistas extranjeros y nacionales, y también a los capitalinos que caminan por las inmediaciones de la Plaza de Armas sin jamás entrar al imponente edificio colonial que lo alberga. Esa renovación incluirá la implementación de un café y una tienda, de una biblioteca especializada en fotografía y de una feria de artesanías típicas chilenas, que comenzará a funcionar a finales de febrero, durante los fines de semana.

Además, en la parte posterior del museo se construirá un edificio de cuatro pisos y subterráneos, que aportará aproximadamente 2.625 metros cuadrados y permitirá contar con nuevas salas de exhibición, depósitos, laboratorios de conservación y restauración y un auditorio. Actualmente, el proyecto se encuentra en la elaboración de las bases de licitación, pero se espera que el nuevo edificio esté accesible en 2014 y que permita exhibir una mayor parte de las 150 mil piezas que posee el museo, de las cuales hoy sólo se muestran 1.300.

La última gran renovación será la restauración de la torre del reloj que corona el edificio, con el fin de permitir el acceso de los visitantes. “Queremos que el MHN sea tan protagonista como los museos construidos por los últimos gobiernos: el MIM, el GAM, el Museo de la Memoria y el Centro Cultural Palacio La Moneda. Nosotros tenemos menos presupuesto y hacemos un trabajo de hormiga para ganar más terreno, porque albergamos objetos esenciales de la historia de Chile y queremos que la gente los conozca”.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.