*


Nicanor Parra, el poeta que revolucionó la poesía en español, gana el Premio Cervantes

Por Biut y Agencias

Fue a Oxford a estudiar cosmología, pero se graduó de antipoeta. En 1949 Nicanor Parra viajó a hacer un doctorado a Inglaterra. Leyó con atención a los poetas ingleses y terminó de darle forma a una idea que pondría de cabeza la poesía en español. Hasta entonces, como le escribió a su amigo Tomás Lago, los poetas no eran sino “cantores de ópera, buenos o malos o excelentes a veces, geniales algunos como nuestro común amigo Pablo (Neruda), pero de todas maneras gentes que poseen una noción restringida y finiquitada del trabajo artístico”. Parra proponía una rebelión: “Durante medio siglo/ La poesía fue/ El paraíso del tonto solemne./ Hasta que vine yo/ Y me instalé con mi montaña rusa”, escribiría.

La revuelta comenzó en 1954 con Poemas & antipoemas, libro que modificó para siempre el paisaje de la poesía chilena y latinoamericana. Parra le abrió la puerta al habla callejera, la ironía y el absurdo. Y continuó su búsqueda a través de la imagen y los objetos. Así, enriqueció “de forma notable el patrimonio literario en lengua española”, como destacó ayer el jurado que le otorgó el Premio Cervantes, el más importante de la lengua. En el camino quedó Ernesto Cardenal, otro favorito.

“El es responsable de que, para muchos, cambiase definitivamente la manera de leer poesía durante el siglo XX”, dijo Carmen Calafell, del Instituto Cervantes.

A los 97 años, Parra se convierte en el tercer chileno en recibir el premio, dotado de 125 mil euros. En 2003 llegó hasta la deliberación final con Gonzalo Rojas.

La noticia se la dio su nieto Cristóbal Ugarte, el Tololo. Lo llamó a las ocho de la mañana a su casa en Las Cruces. Luego lo llamó su hija Colombina. “Le dije que había recibido el Premio Cervantes con un grito, y él me dijo ‘No lo creo'”, cuenta. No es raro: Parra dejó de confiar en los premios. Postulado al Nobel desde 1970, terminó por acuñar una frase con su sello: “Creo más en el Kino que en el Nobel”.

Premio Nacional de Literatura 1969, Juan Rulfo 1991 y Reina Sofía 2001, Parra recibe el Cervantes a dos meses de la edición del tomo dos de sus Obras completas & algo +. “Creo que el libro ha influido mucho, porque ahí está toda su obra y creo que por primera vez los españoles se encontraron con este tremendo poeta, lo conocían pero no en toda su magnitud”, dijo su hija Colombina.

Ella estuvo a cargo de la exposición de trabajos visuales del antipoeta en Madrid, en 2001. A partir de allí, Roberto Bolaño e Ignacio Echavarría lo convencieron de publicar sus Obras completas. El primer tomo salió en 2006, el mismo año de su exposición Obras públicas en La Moneda.

Hijo de un profesor primario y de una costurera, Parra nació en San Fabián de Alico en 1914. Es el mayor de una tribu de artistas que incluye a su hermana Violeta y sus hermanos Roberto y Eduardo. Estudió Física en la Universidad de Chile y en 1937 editó su primer libro, Cancionero sin nombre.

Pero es Poemas & antipoemas la piedra clave de su obra. Luego vendrían Versos de salón, Canciones rusas, Obras gruesa, Artefactos y Sermones y prédicas del Cristo de Elqui, entre otros.

Miembro del club de los “poetas flacos” (publica poco), en los últimos años su obra ha vivido un nuevo auge, sobre todo entre los jóvenes. El año pasado circuló en toda Hispanoamérica la antología Parranda larga. Entonces le dijo a La Tercera: “Esto se lo debo a Bolaño (…). Roberto me puso en órbita de nuevo”. El autor de Los detectives salvajes había dicho: “Todo se lo debo a Parra”, atestiguando la enorme influencia del poeta. Y en uno de sus ensayos anotó: “Parra escribe como si al día siguiente fuera a ser electrocutado”.

Reacio a las entrevistas, no fue a la presentación de sus Obras completas en la Feria del Libro pasada. Ayer tampoco apareció. Es el poeta chúcaro que hace medio siglo escribió: “Nada más, compañeros/ Nosotros condenamos/ -Y esto sí que lo digo con respeto-/ La poesía de pequeño dios/ La poesía de vaca sagrada / La poesía de toro furioso”. El mismo que ahora nota en sus Obras completas: “PAZCUA FELIZ PARRA TODOS/ & muchas gracias x la atención dispensada”.

“Los Presidentes”, una de sus obras visuales más polémicas.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.