*


Patronato revive su identidad multicultural

Por Biut y Agencias

Más allá de sus ofertones en vestuario y sus angostas calles atiborradas de consumidores los fines de semana, el barrio Patronato, en Recoleta, tiene un pasado y un presente en el que el patrimonio es un elemento que marca a fuego. Allí mismo se mezclan culturas como la árabe, la coreana y, ahora último, la peruana.

Rescatar esta tradición es lo que se propuso el equipo de la Corporación Cultural Gestarte y la Junta de Vecinos Nº 34 Andrés Bello, con su proyecto Identidad en la Diversidad: Memoria Multicultural en el Barrio Patronato, con el que ganaron recursos del Fondart 2011 en la categoría de fomento a la asociatividad local.

Para ello, son cinco objetivos los que se trazó el grupo coordinador, encabezado por la ingeniera Elena Stephens, dos historiadores -Nicolás Aguayo y Vania González- y un periodista (Claudio Aguayo). El primero es acercar a los vecinos con las organizaciones comerciales del sector a través de instancias llamadas “conversatorios”; el segundo, consiste en la definición de cuatro circuitos patrimoniales, donde figuren los hitos claves del barrio, elegidos por sus habitantes (con seguridad estarán la iglesia Santa Filomena y la Ortodoxa). La tercera meta es publicar una guía cultural, que rescatará las tradiciones de los países de los inmigrantes, y los otros dos objetivos del grupo es exponer fotografías con la historia del barrio recopiladas por la junta de vecinos y hacer carnavales culturales.

El primer encuentro entre vecinos y los coordinadores del proyecto se produjo el sábado 16, y en él participaron 40 personas. En la oportunidad, los historiadores expusieron la historia de esta zona de Santiago que fue parte de La Chimba (el sector marginal de la ciudad, ubicado atrás del río Mapocho) y que a fines del siglo XIX comenzó a ser habitado por integrantes de la colonia árabe.

“Los primeros árabes llegaron en 1920 a Patronato y tuvieron que soportar la discriminación y sacrificio como vendedores ambulantes. Con el transcurso de los años, y ya a mediados de los 90, mejoró su calidad de vida y se establecieron aquí con sus negocios textiles”, explica Aguayo. La historia obtenida con bibliografía será complementada con los recuerdos de los vecinos a través de entrevistas. Víctor Hugo Luzzio (54) cuenta que nació y vivió toda su vida en Patronato. “Desde pequeño casi todos mis amigos eran árabes. Siempre ha sido un barrio de acogida, el lugar de Santiago donde más han llegado colonias extranjeras, tanto antiguas como más recientes”.

Al primer “conversatorio” llegaron personas con fotografías entre sus manos, que mostraban sus vidas en Patronato. Estas fueron escaneadas para que en junio pasen a ser parte de la muestra fotográfica que estará itinerando por algunas calles del barrio y que luego terminará en la Corporación Cultural de Recoleta.

Mañana, además, el equipo escogerá los lugares que serán parte del recorrido patrimonial que podrá realizarse a contar también de junio. La idea detrás de esto es que todos los sábados y durante dos horas los interesados recorran a pie -guiados por los propios vecinos- lugares emblemáticos de la calle Patronato.

El proyecto concluirá con una guía cultural que se repartirá a los vecinos con entrevistas a personas famosas de cada colonia y tradiciones que quieran compartir a la comunidad.

LAS CIFRAS

  • 1920 Fue el año en que empezó a asentarse la colonia árabe en el barrio.
  • 30 de abril. Ese día será el segundo “conversatorio” entre vecinos, para que se conozcan.
  • 240 personas integran la junta de vecinos de Patronato, entre residentes y también comerciantes del sector.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.
Grupo Copesa