*


¡Que no nos afecte!

Por Camila Essus

En la capital, o fuera de ella, varias son las condiciones climáticas que pueden afectar el organismo femenino. Si hace unas semanas los índices de contaminación en Santiago fueron muy altos y a simple vista sólo causaron molestias, sus consecuencias podrían hacerse evidentes tiempo después.

¿Cómo cuidarnos de la dañina contaminación atmosférica y seguir nuestra rutina sin quedarnos en el intento? Esto y mucho más fue lo que contestaron dos expertos en la materia.

Enfermedades de invierno ¿Cómo contrarrestarlas?

Llegado el invierno, las enfermedades estacionales se multiplican. Las que aquejan al sistema respiratorio son las más comunes durante esta época, afectando especialmente a niños lactantes menores de dos años y adultos mayores de 65. Lo preocupante es que durante días con altos niveles de contaminación, no sólo estos grupos de riesgo están propensos a contraer virus respiratorios. Todas las personas deberían estar alerta de lo que las condiciones atmosféricas pueden provocar sobre el aparato respiratorio.

¿Cómo se producen? Carolina Herrera, médico broncopulmonar y docente de Universidad Andrés Bello, afirma que hay dos formas de que el sistema respiratorio se vea afectado producto de la contaminación. El más grave es aquel en el cual pequeñas partículas se dirigen directamente a la vía aérea, formando depósitos bajo el cilio respiratorio nervioso, inmovilizando los cilios. De esta forma, el mecanismo de defensa del cuerpo queda completamente fuera de combate, propiciando un eventual resfrío o bronquitis.

: Las partículas medidas en Chile son las llamadas PM10. Éstas pueden llegar a cualquier parte del aparato respiratorio y manifestarse no sólo el día que se produce el contagio sino hasta 10 días después.

Las personas con asma, enfermedades obstructivas crónicas e hipertensas tienen muchas más probabilidades de padecer cuadros graves.

¿Cómo prevenirlas? Evitando exponerse a actividades que signifiquen un esfuerzo significativo. En condiciones normales, se debe inhalar 16 veces por minuto. Si se excede esta cifra, la ventilación alveolar aumentará y por tanto el cansancio será mayor.

En esta época es recordable medir la actividad física y de hacerlo, no realizarla en horas pick, por ejemplo en mañanas o tardes, cuando la gente se desplaza a sus casas y la contaminación ambiental producto de los autos es mayor.

Deporte y contaminación ¿Amigos?

Hacer deporte durante una jornada de alta contaminación se puede, estando consciente de lo que esto implica para el organismo. En este sentido, Luis Antonio Vega, profesor de educación física da algunos consejos sobre cómo realizar la actividad física.

Primero que nada, hacer deporte durante estos días representa una exigencia extra para cualquier persona. Al disminuir la cantidad de oxígeno que llega a los pulmones, se consume más aire y las personas tienden a cansarse más, exigiendo su condición regular.

TIPS DE EJERCICITACIÓN

  1. Los ejercicios anaeróbicos basados en la fuerza pueden realizarse sin problema pero a muy baja intensidad y siempre en lugares con buena ventilación.
  2. Durante el ejercicio, es recomendable ingerir vitamina A y C, ya que fortalecen las paredes de los epitelios. En el caso de frutas se aconsejan los cítricos como limón, naranja, kiwi, mandarina.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.