*


Rejuvenecer en verano: Botox versus ácido hialurónico

Por Biut y Agencias

Cuando las cremas de día y de noche no bastan para hacer desaparecer esas arruguitas y cuando el quirófano no es una idea que nos llame, muchas buscan alternativas. En esta nota te contamos sobre dos de ellas, las aplicaciones de botox y ácido hialurónico.

Cuando pensamos en el cuidado integral del rostro, es importante pensar en dos aspectos claves: revitalización de la piel y tratamiento de arrugas faciales.

Entre los procedimientos para el tratamiento de las arrugas faciales, los más realizados son la aplicación de botox y de los rellenos de ácido hialurónico. Por otro lado, cuando pensamos en revitalizar la piel, buscamos tratamientos que puedan mejorar la flacidez y aumentar la tonicidad de la piel, además de atenuar las manchas y el fotoenvejecimiento. Para esta finalidad están otros procedimientos como láser, PRP, peelings, entre otros.

Para el tratamiento de las arrugas, tanto BOTOX® como JUVÉDERM® (relleno de ácido hialurónico), son procedimientos rápidos, realizados en consultorios médicos y que no afectan al paciente en sus actividades diarias, siendo recomendados para esta época del año.

La aplicación de BOTOX® es indicada para el tratamiento de las líneas de expresión, es decir, aquellas arrugas que se forman con la acción de los músculos durante la mímica facial, como las patas de gallo, las arrugas de la frente y el entrecejo. Entre sus beneficios está la posibilidad de atenuar las arrugas ya existentes y prevenir la formación de nuevas.

Por otro lado, la inyección de JUVÉDERM® está indicada para tratar las arrugas estáticas, o sea, las arrugas más profundas que son visibles con el rostro en reposo. JUVÉDERM® también está indicado para definir los contornos faciales y reponer el volumen en aquellas áreas del rostro que lo pierden por el proceso de envejecimiento natural de la persona. 

“Los rellenos de ácido hialurónico pueden usarse para mejorar las arrugas superficiales, surcos profundos y devolver el volumen y curvas faciales perdidas con los años. Como es inyectado bajo la superficie  de la piel, puede usarse en verano, es más, muchas personas aprovechan las vacaciones para realizarse un rejuvenecimiento y lucir más jóvenes”, señala la dermatóloga Claudia Piper.

“La aplicación de BOTOX® y JUVÉDERM® son procedimientos altamente recomendados para los pacientes que buscan un rejuvenecimiento integral de la cara de forma rápida y natural. El procedimiento es rápido y los resultados altamente satisfactorios.”, explica el dermatólogo, Rodolfo Klein.

Los especialistas también recomiendan que el verano sea una época para protegerse, adoptando las medidas de fotoprotección adecuadas, lo que ayudará a mantener una piel sana y saludable por mucho más tiempo.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.