*


Tener una piel bella depende de qué comes

Por Biut y Agencias

Todas las mujeres poseen distinto tipo de cutis. Normales, grasos, secos o mixtos, es siempre necesario saber en qué categoría se encuentra su piel para no caer en malas prácticas de alimentación que puedan dañarlo. Optar por productos de mala base nutricional, que contengan grasas trans y exceso de sal puede ser contraproducente para el cuidado de la piel. A continuación, los cuidados para obtener un cutis radiante en base a una buena alimentación.

El desayuno es una ocasión importante que debe tomarse como una oportunidad para fortalecer la piel. Este tiempo de comida debe ser un momento para ingerir productos de calidad. Es la primera comida del día la que aporta la energía para el funcionamiento corporal y en caso de no ser suficiente, la persona será más propensa a tener sueño y no realizar bien las actividades diarias.

La nutrición de la piel depende de nosotros, se refleja nuestro estado interno. Y es ahí cuando aquel dicho “somos lo que comemos” parece bastante acertado.

Ya durante el día, todos los especialistas ligados a vida sana recomiendan ingerir productos ricos en antioxidantes, los cuales pueden encontrarse en productos tan diversos como el té, vinos, frutas cítricas como el kiwi y la piña, además de las frutillas, melón y pepinos o la albahaca.

Productos que aportan

La gelatina es baja en calorías y rica en colágeno.

El tomate posee propiedades antioxidantes que favorecen especialmente a la piel.

El huevo brinda fuerza al cabello y cuida las células de la piel.

La salvia, muy utilizada en aliños, combate las infecciones de la piel. Además, por el hecho de ser una planta comestible actúa como medicamento para varias dolencias.

Al comenzar una dieta que incluya estos productos, es vital informarse a través de profesionales de la salud, pues según señala la dermatóloga Alicia Flores Cornejo, del Centro de Cirugía Estética, “somos susceptibles a ser alérgicos a cierto tipo de alimentos y lo mismo pasa con los efectos que estos pueden tener en la piel porque perjudican nuestra salud cutánea”, sostiene además que “el beber agua contribuye a que la piel se hidrate, hacer esto a diario aporta belleza y salud y se eliminan las toxinas del organismo. Lo mismo pasa cuando mantenemos una vida sana y hacemos ejercicio”, finaliza.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.
Grupo Copesa