*


Tips para la temporada de nieve

Por Camila Essus

A más de 2000 metros de altura, los deportes de nieve más extremos muchas veces también significan mayores riesgos para quienes los practican. Por eso, en Biut repasamos algunas consideraciones necesarias a la hora de ejercitarse en la montaña. Aquí te contamos porqué los deportes blancos favorecen al cuerpo y la musculatura femenina, cómo cuidarte frente al peligroso sol de invierno y cómo mantener una alimentación adecuada a la hora  subirte a los esquíes.

¡Ojo con la sensibilidad de la piel!

El primer factor a considerar al practicar deportes de nieve, es el efecto que tiene el sol de invierno sobre la piel. El montañista y profesor de Instituto Vertical, Claudio Lucero, da algunas recomendaciones efectivas para evitar quemaduras o malestares producto de la excesiva exposición al sol en alturas.

Según el especialista, el sol puede producir serias consecuencias sobre la piel, órgano en contacto directo con los efectos de los rayos solares. El sol, ataca principalmente las capas más profundas de la piel, cuyos primeros indicios podrían ser las arrugas y una coloración amarillenta.

“En periodos de contaminación, existe menos humedad y por tanto la irradiación es mucho más intensa. Sin embargo, hoy en día los pronósticos son acertados y la gente sube a la nieve con confianza e informada”, señala Claudio Lucero.

Además de este primer efecto, la radiación solar adelgaza la piel y puede inducir la aparición prematura de formaciones precancerosas, como queratosis actínica o solar. Estas formaciones son áreas laminadas que no se curan.

Asimismo, quienes están más tiempo expuestos al sol, corren mayor riesgo de contraer cánceres de piel, como el carcinoma de células escamosas, el carcinoma basocelular y, en cierto grado, un melanoma maligno.

Para prevenir la manifestación de estos síntomas, es esencial aplicarse protectores solares de alto rango, es decir, factor 30 hacia arriba. En el caso de las mujeres de tez muy blanca, lo ideal es utilizar un protector con factor 50 hacia arriba.

Llevar siempre lentes oscuros también puede proteger a la piel de la filtración de rayos UV, ya que el reflejo del sol sobre la nieve multiplica sus diversos efectos negativos.

Para detectar daños asociados al sol, las personas quemadas podrían presentar fiebre, escalofríos y debilidad. Aquellas con quemaduras realmente graves pueden incluso entrar en estados de shock, manifestándose hipotensión arterial, desvanecimiento y profunda debilidad.


Desafío femenino

Claudio Lucero entrena día a día con mujeres que quieren perfeccionarse en deportes como el esquí, y según su experiencia, no duda en afirmar que ellas son el grupo más beneficiado por las actividades al aire libre. La razón: A las mujeres les cuesta más este tipo de deportes y deben esforzarse para lograr un entrenamiento fuerte. Si logran ser buenas en la nieve, cualquier otra disciplina deportiva será más fácil ya que esta implica un ejercicio duro y constante.

  • ¿Qué hace que las mujeres nos agotemos más? El periodo menstrual femenino ocurre cada 28 días, lo cual de cierta forma hace anémica a las mujeres, y si a esto le sumamos que en general no se preocupan mucho de su alimentación, quiere decir que carecen de glóbulos rojos. Producto de esto, el cansancio en mujeres es más rápido.

Los deportes de nieve de todas formas fortalecen la musculatura y huesos de la mujer, hacen que se respire mejor, concentren y coordinen sus movimientos. Este tipo de ejercico es muy positivo en sus dos modaliades (snowboard y esquí), pero a la larga, este útimo es más beneficioso porque se manejan las piernas de forma independientes y se desarrolla más la motricidad. El snowboard en cambio obliga a llevar las extremidades inferiores juntas y se debe aplicar más fuerza y técnicas de salto.


La salud es lo primero

Combinar el ejercicio con una buena alimentación, hará que se rinda más en cualquier tipo de deporte de alta intensidad. Por ello, el doctor experto en medicina, Gonzalo Fernández, aconseja algunos tips nutricionales para deportistas que practican ejercicios de larga duración, como los deportes de nieve.

Una dieta balanceada incluye fuentes de energía de tres tipos: carbohidratos, lípidos y proteínas. Sin embargo, en condiciones de deporte moderado a intenso, los carbohidratos como pastas, pan o cereal, son los más beneficiosos porque son los que más energía aportan al organismo. Además, es necesario incluir en las comidas productos de origen animal y vegetal, para no padecer de anemia o déficit de proteínas.

PARA UN EJERCICIO REDONDO

  • Antes. Consumir cereales, yoghurt, leche, fruta o un sandwich hasta una hora previo al ejercicio.
  • Durante. Si la actividad física es muy larga, se pueden ingerir bebidad isotónicas (con sales mirales)y una barras de cereal.
  • Después. Se debe hacer una reposición mixta entre carbohidratos y proteínas hasta dos horas después de realizado el deporte.

Aparte de estas tres fuentes de energía, muchos deportistas utilizan suplementos para complementar su dieta. Nutricionalmente, estos no son necesarios ya que su aporte puede ser reemplazado por una serie de alimentos, pero en condiciones ambientales extremas, como la nieve, pueden utilizarse.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.