*


instagram-destacada

El mundo según nuestras fotos de Instagram

Por Andrea Hartung / @jartung

Esta red social nos permite reflejar la realidad a través de un filtro. Y no nos referimos solo al filtro que viene con la aplicación, sino que además al que le damos nosotros al elegir qué fotografiamos. Así es el mundo según Instagram.

Primero que todo, en Instagram la gente desayuna, y desayuna bien. No puede faltar el café, y para este ítem las opciones son dos: o un buen vaso de Starbucks o una taza en la que se vea una figura bonita en la espuma del café.

En cuanto al deasyuno en sí mismo, buenas son las frutas, los hotcakes o los batidos, en lindos colores que queden bien con el filtro.

Después de desayunar, es hora de partir al trabajo, la universidad o el colegio. Es momento de mostrar el look del día con una foto de rigor en el espejo del ascensor, que pasó a convertirse en lo que antes era el espejo del baño.

 

 

 

 

Ahora que estamos llegando al invierno y las hojas otoñales caen, bueno es sacar fotos de los árboles o de las hojas caídas, quizás incluso con el reflejo de alguna posa.

¿Estás aburrido en el trabajo? Entonces pasa la mañana más rápido con una foto a tus uñas, la taza que te acompaña, tu teclado, tu escritorio, o lo que sea. Si tienes linda vista es aún mejor ¿sabes?

 

 

 

 

 

 

La hora del almuerzo llega y se convierte en un momento ideal para sacarle una foto a ese roll de sushi que estás comiendo, o a los fideos gourmet que preparaste. ¿Una rica ensalada? ¡También la puedes compartir! Recuerda que a esta hora, Instagram se convierte en las páginas sociales del almuerzo, lo que es súper útil para sacar ideas sobre dónde almorzar al día siguiente.

 

 

 

 

 

 

 

Termina el día laboral y nos vamos a casa. Llegamos y es hora de cambiarnos para ir a hacer algún deporte, de preferencia trotar. Aquí, las oportunidades son infinitas. Le puedes sacar una foto a tus zapatillas o al resto de los deportistas. Si quieres repetir, puedes tomar la foto en el espejo del ascensor, para que vean todo tu look runner.

 

 

 

 

 

 

 

El ejercicio termina y sales a tu balcón a relajarte un poco antes de dormir. Y te das cuenta que la luna está hermosa. Porque en Instagram, la luna siempre está hermosa y tu vista siempre da hacia la cordillera y se puede ver toda la ciudad con perspectiva panorámica.

Así termina el día con un filtro doble: el tuyo y el de la aplicación. Y te das cuenta que durante el día, casi todos tomamos las mismas fotos, sólo que en lugares diferentes, a mascotas diferentes y a estilos de cafés diferentes. Mañana comienza de nuevo.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.