*


like

Vida privada versus redes sociales: ¿Cuál es el límite?

Por Andrea Hartung / @jartung

¿Eres de las que comparte de todo por Facebook? Le cuentas a todos tus secretos más íntimos, aunque tengan que ver con la persona que más quieres. Te contamos por qué es necesario volver a la privacidad en la época de las redes sociales.

Durante los últimos años, las redes sociales se han convertido en una verdadera extensión de nuestras personas. Si estás en un lugar entretenido, tienes que compartirlo en Foursquare. Si estás comiendo algo rico, le sacas una foto y lo subes a Instagram. Si estás muy enamorada, lo cuentas por Twitter, y si le quieres decir a tu pareja que lo amas, se lo dices mediante su muro de Facebook.

Parece raro pensar que hasta hace no muchos años, estas plataformas no existían. ¿Cómo compartíamos esta información tan importante? Resulta que hace no tanto tiempo, la vida privada podía mantenerse como tal. No escondida, pero protegida.

Por supuesto que jamás te diríamos que abandones las redes sociales, pues sirven para unir a millones de personas alrededor del mundo. Pero sí, quizás no estaría de más tener algo de pudor con lo que compartimos. Piénsenlo así: a veces, ponerse muy romántico en Facebook equivale a darse besos apasionados en el metro lleno. A veces está bien: es romántico y sorpresivo. Pero cuando pasa cada vez que te subes al metro, pierde la gracia y molesta al resto.

Además, quizás tu pareja no quiera que andes publicando todo sobre la relación, pues es privada, es de los dos y hay que protegerla.

Entonces ¿cómo protegemos nuestra privacidad sin quedar atrás con los tiempos que exigen conectividad?

Claro que si vas a algún lugar que merece ser compartido, está bien hacerlo. Pero ¿es realmente necesario contarle a las personas, todos los días, dónde trabajas? ¿O dónde queda tu casa? Tienes que tener cuidado con esa información, pues no siempre puedes estar seguro de quién accede a ella.

Lo mismo pasa con toda la información personal. Hace rato que ya dejó de tratarse de tu número de teléfono o tu RUT. Recuerda que hay personas al otro lado de la pantalla, leyendo las cosas que escribes. No digo que estas personas te quieran hacer algún tipo de daño, pero quizás no les interesa mucho lo que estás escribiendo, en especial si escribes sobre algo que sólo tu conoces, o que sólo te importa a ti. Recuerda que la idea de la red social es conectar a personas.

¿Qué opinas? Yo creo que está bien usar Twitter, Facebook, Instagram y Foursquare, que es entretenido y además puede ser de mucha utilidad. Pero también pienso que es rico tener información personal que no compartes con gente fuera de tu círculo.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.